UA

El día pone a nuestra disposición toda la paleta de colores [20-06-2020]

 

Amanece un día claro y limpio. Un homenaje de luz, una fiesta de los colores para recibir al solsticio de verano. Las tonalidades se van sucediendo prendidas de las faldas de cada color, matizando, enriqueciendo, variando con cada minuto que pasa, con cada grado de inclinación de cada rayo de luz.

 

Y el día pone a nuestra disposición toda la paleta de colores, que se irán intensificando según avance la jornada buscando su cenit, que se irán matizando según camine la tarde al encuentro del crepúsculo, donde se difuminarán lentamente, cuan gatos pardos en la difusa frontera nocturna de las no tan oscuras noches de verano.

 

Los colores forman parte de nosotros, del diálogo con nosotros mismos, de nuestro estado de ánimo, de nuestros sueños y ensoñaciones, de nuestros deseos y anhelos.

 

Con el inicio de la mañana comienza el desfile de colores, desde los momentos previos al amanecer hasta el ocaso se sucederán, convivirán, se superpondrán, se difuminarán y transformarán en un maravilloso espéctaculo que, por cotidiano, a veces no apreciamos en su justa medida.

 

Tiñen de azul nuestros más elevados pensamientos, de paz, de distensión, de armonía. Visten de rojo la alegría de vivir, la fuerza de voluntad, la pasión, el ímpetu y el entusiasmo. Pintan de verde nuestra esperanza, el corazón iluminado, nuestro crecimiento, nuestra creatividad, hija de la naturaleza. Dan brochazos de amarillo para transmitirnos alegría, simpatía, la sabiduría y lucidez propias del Astro Rey. Salpican de rosa nuestras expresiones de amor y entrega, nuestra emotividad, nuestros más platónicos sueños. Pincelan trazos de violeta para procurarnos inspiración y misticismo, meditación e iluminación, encantamiento e introversión. Dibujan con figuras en color naranja la confianza, la felicidad y la entrega.

 

Con la llegada del crepúsculo nos visita el púrpura, preparándonos para el anochecer con ese sentimiento de equilibrio entre lo místico y lo espiritual que transmite, de conciencia universal, de fuerza interior. Los tonos grises establecerán con su neutralidad la definición de la frontera entre uno y otro mundo, entre el día y la noche, en su equilibrio y absoluta discreción. El marrón pardo hará honor a su nombre confundiendo las figuras, transformando el multicolor día el las pardas sombras que a todos gatos igualan, mostrará su recogimiento, su ascético reinicio. Dará paso al negro en sus diversos tonos y matices, con plateados destellos estelares, nos impondrá su receptividad absoluta, su dignidad de porte invencible, de apagón transitorio en el túnel que busca de nuevo difuminarse en la sucesión de tonos azules que parirán un amarillo día, salpicado de verdes, rojos, naranjas, violetas, púrpuras…

 

Un recuerdo para todos aquellos colores, múltiples tonos y variaciones que no he mencionado. Espero que me perdonen y entiendan la imposibilidad de nombrarlos a todos.

 

Aunque me reservo unas últimas palabras para aquél que seguro algunos habréis echado de menos. Para ese color dónde empezó esta plasmación de pensamientos, esta sucesión de letras que comenzaron a agruparse en palabras en una pantalla en blanco, ese blanco que me sugiere pureza e inocencia, amplitud y honestidad, paz y sanación, perfección y calma, la voluntad de empezar algo nuevo, el inicio en sí.

 

Buen día a [email protected]!!!

 

Os quiero [email protected]!!!

“El color es un medio para ejercer influencia directa sobre el alma, el color es la tela, el ojo el macillo, y el alma es el piano con sus cuerdas”. Wassily Kandinsky

Pues no se me ocurría ninguna “coloreada armonización musical ” mejor que esta canción de Black Pumas que os dejo hoy…”Colors”…sé que os gustará…que la disfrutéis!!!

el-pinche-feliz

Aquí a diario Mis Gastrotapasdesde la “Oronja Home”
https://analytics.google.com/analytics/web/?authuser=0#/a19873651w39653599p39359059/admin/integrations/adsense/editor/MELVhoLOS4O55HAh2VocUA