GLOSARIO

ADENOIDISMO. ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

Alteraciones y trastornos que sufren algunos niños, producidos por hipertrofia o hiperplasia –aumento de volumen– de la amígdala faríngea o vegetaciones adenoides, que obstaculizan el paso de aire a través de las fosas nasales.

Localización anatómica: Rinofaringe.

Síntomas: Ronquidos, voz nasal y cambio en el timbre de voz, atrofia de los músculos del ala de la nariz, paladar ojival y pómulos poco prominentes. En el lactante, dificultad para la alimentación, sequedad de mucosas y babeo espeso.

Pronóstico (gravedad): No reviste gravedad con un tratamiento adecuado que evite posibles complicaciones.

Causas: Hiperplasia de los ganglios y de los tejidos de los ganglios linfáticos, infecciones repetidas en la rinofaringe, que dan lugar a una formación de la amígdala faríngea hipertrofiada, y, en ocasiones, tuberculosis, que debería tenerse en cuenta para evitar una intervención quirúrgica.

Factores de predisposición: Notable desarrollo de las amígdalas palatina, lingual y faríngea, que ocasiona la obstrucción de las vías respiratorias superiores y las trompas de Eustaquio, causante de todas las alteraciones propias del adenoidismo.

Posibles complicaciones: Rinitis, sinusitis, desnutrición, diarreas por infección hematógena, sordera por otitis media crónica, deformaciones dentales y fiebre reumática.

Tratamiento: La intervención quirúrgica está indicada en niños de más de tres años cuando existan alteraciones infecciosas. Si se trata de procesos agudos, se administrarán antibióticos por vía general y local.

Prevención: En el caso de lactantes debe lograrse una buena hidratación. En niños se recomienda una buena educación respiratoria.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro