Navegacion

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

BELLEZA: LAS PIERNAS. VARICES

Acaba con esas varices de una vez

Llega una edad en que evitar la aparición de varices resulta casi un sacrificio y una dedicación únicas. Pero, lamentablemente, las varices ya no son cosas de mujeres de más de cuarenta o de mujeres en avanzado estado de gestación. Todas podemos padecerlas. Pero, ¿quieres saber cómo evitarlas o cómo hacerlas desaparecer de una vez por todas?

Las varices, además de ser un feo problema estético, son también un fuerte problema de salud derivado de una mala circulación sanguínea provocada por una dilatación excesiva de las venas, que se hinchan porque se ven incapaces de transportar con eficacia la sangre. En un principio, el corazón bombea la sangre y la impulsa hacia abajo, de manera que luego serán las venas las que la reconduzcan hacia arriba, algo que les supone gran esfuerzo ya que no siempre la sangre fluye sin dificultad y, en el caso de problemas, tiende a estancarse.

En que se trata de un problema parece haber consenso, en cuáles son las causas de su aparición no tanto, aunque todo apunta a factores genéticos, exceso de peso, embarazo, consumo de anticonceptivos, ropa apretada que impide la circulación, poco ejercicio y baños demasiado calientes. Sobre la predisposición genética y la edad poco hay que decir, pero, ¿quieres saber cómo evitar su aparición?

Consejos para prevenir

Más vale prevenir que curar, ya lo dice el refrán, así que te aconsejamos que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones que son para ti, sin duda alguna, armas de prevención de primera mano.

  • Evita estar mucho tiempo de pie. Si no tienes más remedio por motivos de trabajo, cambia de postura y no dejes caer siempre el peso sobre la misma parte.
  • Evita las altas temperaturas sobre tus piernas (exposición solar excesiva, vendas calientes, estufas demasiado pegadas al cuerpo, mantas eléctricas...)
  • Sentarse con las piernas (o al menos los pies) en alto es una buena manera de activar la circulación en sentido contrario.
  • Evita pantalones demasiado estrechos y los tacones altos que no dejan libertad de movimiento a los talones y a los pies.
  • Dormir con la parte inferior del cuerpo un poco más alta que la superior es de gran ayuda, así que, si no te resulta muy incómodo, te animamos a que olvides la almohada y pongas por ejemplo una madera bajo el colchón en la parte inferior de la cama.
  • Una ducha con agua más bien fría te ayudará a despertar y a reactivar la circulación sanguínea. Acompáñala de un suave masaje con un guante de crin con movimientos de abajo a arriba y... verás. Entre otras cosas, evitarás la aparición de celulitis, los granitos, la hinchazón de piernas...

Consejos para curar

Si las varices ya han hecho una incursión en tu vida, te recomendamos que te pongas manos a la obra ya mismo y que, en la medida de lo posible, te apliques los consejos para prevenir, que te ayudarán a controlar su proliferación. No obstante, a todo eso deberías añadir, en el caso de cierta gravedad, algún que otro tratamiento curativo:

  • Recurre a la cirugía sólo en caso de que no tengas otra opción y estemos hablando de varices "preocupantes" por sus dimensiones o ramificaciones.
  • La mejor terapia es quizás la llamada "escleroterapia", procedimiento con el que se inyecta dentro de la vena que ha provocado la variz una sustancia que se encarga de cerrar las paredes de la vena que han cedido y perdido rigidez.
  • Complementaria a la "escleroterapia", la "mesoterapia" se encarga de completar el tratamiento mediante la inyección en diversos puntos de las piernas de medicamentos de choque que estimulan el proceso.
  • ¿Qué hay del láser? Su aplicación se ha visto como la gran solución a muchos problemas de salud, pero también de belleza. Con el láser de argón se genera el calor suficiente como para coagular las proteínas de las paredes vasculares para que queden "soldadas".
  • Apúntate al paseo. A ser posible, al paseo descalzo sobre la arena, que estimula desde los pies hasta los muslos además de resultar muy gratificante al tacto.
  • Olvídate de practicar ejercicios que exijan un esfuerzo excesivo y opta por aquellos que priman la posición de las piernas en alto.
  • Di adiós a las medias de compresión que aún dificultan más la circulación e incrementan el grosor de las varices, que se ven incapacitadas para "luchar" contra tanta resistencia.

 

ELIMINAR VARICES

Venas Varicosas

Las venas varicosas necesitan buenos remedios naturales ya que además de una cuestión estética pueden terminar originando graves problemas de salud. Remedios naturales como plantas medicinales suelen solucionar muchos problemas de venas varicosas.

Estas pequeñas venitas además de lucir feas en nuestras piernas, si no se les atiende pueden causar ulceraciones, o formar un coagulo de sangre que puede viajar hacia los pulmones (embolismo) o al corazón (ataque cardiaco o infarto). En casos severos de venas varicosas puede necesitarse una cirugía para remover estas venas distendidas.

En casos benignos, como en el caso de las llamadas telas de araña que son pequeñas venitas superficiales que se han reventado, (se ven de distintos colores: rojo, azul, y púrpura) o para prevenir la formación de varicosidades en general, tres cosas son necesarias: ejercicios, una buena nutrición, y la ayuda de ciertas hierbas medicinales y vitaminas.

La causa de las venas varicosas es cualquier cosa que restringa la circulación

Obesidad, estar en estado de gestación, fumar, estar sentada, parada o con las piernas cruzadas por largo tiempo.
También puede ser genético o una dieta baja en fibras.

Ejercicios para las venas varicosas

Cada vez que pueda levante (eleve) las piernas a un nivel más alto que el resto del cuerpo, aunque sea durante 10 minutos.
Caminar (no brincando o jogging), nadar y montar bicicleta.

Estimula LA CIRCULACIÓN. Unas piernas bonitas son unas piernas que no acusan varices, celulitis ni acúmulos de grasa que deforman su aspecto. Generalmente se acusa a la genética o a la alimentación como culpables de estas alteraciones, pero lo cierto es que la mala circulación tiene igual o más culpa que nadie, ya que no permite un buen riego sanguíneo y, por tanto, el aspecto de la pierna empeora.

 


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones

El contenido de esta WEB está bajo Creative Commons License licencia de Creative Commons