Aviso Legal y denegación de responsabilidad

HOMBRE: MASCULINIDAD EN EL SIGLO XXI

La masculinidad es una construcción social, que alude a la manera de vivir la sexualidad, la afectividad, el trabajo, a la manera de vivir los roles sociales , pero sobre todo, la masculinidad a significado a lo largo de la historia la posición de superioridad de los hombres frente a las mujeres. Frente al modelo tradicional de masculinidad, cada vez cobra más fuerza el concepto de nueva masculinidad, en algunas partes del mundo, basada en la superación de las barreras, los estereotipos y las normas sociales, que perjudicaban a hombres, mujeres y la interacción entre ambos. Estos cambios que está viviendo los hombres están evolucionando hacia la aceptación de determinados aspectos como la vulnerabilidad masculina, y de comportamientos considerados anteriormente femeninos, necesarios para el desarrollo humano completo, el aprendizaje de la expresión de emociones y sentimientos, a pedir apoyo a los demás, al aprendizaje también de métodos no violentos de relación. (Thompson, 1991)

Estos procesos son importantísimos en la evolución de los roles, por que mientras la idea de feminidad se ha ido modificando drásticamente, la ideología de la masculinidad se ha visto estática hasta hace poco, cuando se ha visto obligada a ser modificada
Este nuevo modelo esta basado en roles compartidos, donde los hombres puedan dar rienda suelta a los sentimientos y exteriorizaciones que la masculinidad tradicional les tiene vetadas.
Es importante señalar que cada vez existen más hombres que se sienten parte de la solución al problema de la violencia de género, signo de que la idea sobre masculinidad está evolucionando.

Este nuevo modelo permite luchar a hombres y mujeres, de la mano, contra la violencia de género y abandonar lo que parece una lucha constante entre hombres y mujeres desde posicionamientos opuestos. Pero no solo ayuda a disminuir el número de mujeres que mueren cada día en manos de hombres, también es un paso hacia la eliminación de las formas de maltrato más sutiles, formas de dominación implícitas, que solemos encontrarnos las mujeres en nuestro día a día.
Pero la nueva masculinidad no solo se refiere al cambio en las relaciones que se establecen entre hombre y mujer, también hace referencia a las relaciones entre varones, de manera que se establecería una nueva dinámica, fuera de la competitividad, y la lucha, sino desde la cooperación y el enriquecimiento de unos y otros.
Aún así en muchos sectores de la población masculina, se observa una gran reticencia al cambio, explicable en cierto modo, por las dificultades que entraña la manera en que les enseñaron a ser hombres, manera esta que no se adaptan a los tiempos que corren, en cuanto a género nos referimos.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones