Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Belleza: Consejos para tu boda y labios

ACERTAR CON EL TONO DE LABIOS
Nunca se debe probar el pintalabios sobre la piel, sino que se debe probar sobre la yema del dedo meñique ya que es como la piel del labio. Te dará el tono exacto que te quedará en el labio en cambio sobre la piel de la mano te sube de uno a dos tonos.

PINTALABIOS DURADERO
Aplicar maquillaje corrector. Sujetar un tisú durante unos segundos entre los labios. Repetir este paso después de cada aplicación para evitar el exceso de producto. Perfilarlos y dar unos toques con el mismo lápiz en el interior, extendiéndolo suavemente con la yema de los dedos. Utilizar como base un lápiz de labios muy seco, del mismo color o muy similar al que se vaya a utilizar. Aplicarlo con un pincel. Sobre él, también con el pincel, cubrirlos con el color elegido. Retirar el exceso y repetir este paso. Por último, utilizar un brillo de labios, si es posible de los que ayudan a fijar el color.

LABIOS PERFECTOS
Aplicar cada mañana, sobre los labios, unos algodones empapados en manzanilla o tila unos minutos.

LABIOS PERFECTOS
Frotar ligeramente con un cepillo de dientes suave, o pasar un algodón empapado en agua caliente que, además de suavizar los pellejitos, engorda los labios. Para hidratarlos, aplicar vaselina o cualquier crema hidratante de la cara.

COLOR EN LOS LABIOS
Pintarse los labios no es sólo una cuestión estética. Es importante tener en cuenta algunas pautas para hidratarlos y tratarlos de la mejor forma.

Polvos: Al colorear los labios conviene aplicar primero una pequeña dosis de base de maquillaje con el fin de corregir imperfecciones y homogeneizar una pigmentación desigual. Si acto seguido se da una capa ligera de polvos, el color se adhiere mucho mejor, aunque las personas con problemas de sequedad deben evitar este paso.

Fijar el color: A continuación se perfilan los labios para definir mejor su contorno y evitar que se corra el carmín. Para obtener una mayor fijación puede rellenarse con el perfilador antes de pintarlos con la barra. Una vez coloreados no está de más presionarlos contra un pañuelo de papel para eliminar el exceso y fijar aún más el color.

Delinear: Los labios demasiado finos pueden aumentarse delineando su contorno con un lápiz blanco. Luego se rellena con un lápiz labial de tono mate y en un color no demasiado oscuro. Además, los tonos brillantes y transparentes crean un efecto óptico de mayor volumen.

Blanquear dientes: Las barras de labios con base cromática azul, presente en algunos rojos, ciruelas o burdeos, dan a los dientes un aspecto más blanco, mientras que los que contienen una base cromática anaranjada (marrones) o amarilla (dorados) hacen que parezcan más amarillentos.

INGREDIENTES DE LA BARRA DE LABIOS
Formular una barra de labios de calidad es todo un reto. Hay que encontrar el equilibrio exacto entre todos los ingredientes: ceras para conseguir la solidez de la mezcla; aceites para la untuosidad; materias grasas para la adherencia y la suavidad; pigmentos coloreados para el color y agentes estables para impedir que las materias primas se oxiden. A esto hay que añadir los ingredientes hidratantes y protectores y, en algunos casos, el perfume. La mano maestra del investigador es de suma importancia, ya que aunque se respeten los ingredientes y las proporciones necesarias, no se obtiene obligatoriamente el mismo producto. Copiar una barra de labios es prácticamente imposible.

GIMNASIA LABIAL
Ejercitar los músculos de la boca también ayuda a mantener los labios en forma y de paso potenciar su belleza. Es la mejor estrategia para luchar contra las pequeñas arrugas que aparecen en su contorno. Algo tan sencillo como silbar su canción favorita a diario constituye una gimnasia labial con excelentes resultados.

Otro ejercicio que va muy bien consiste en fruncir los labios formando una pequeña "O" y a continuación exhibir bruscamente una amplia sonrisa para volver de nuevo a la primera posición y así sucesivamente. Poner en práctica este simple ejercicio varias veces todos los días refuerza como ningún otro los músculos de esta zona del rostro. Tampoco está de más aplicarse a menudo un masaje circular con un cepillo de dientes, procurando hacerlo con el más blando posible.

MIEL PARA LOS LABIOS
Cuando el cacao no basta para enmendar unos labios agrietados, opte por aplicarse un poco de miel durante al menos unos 30 minutos. Pasado un rato, aclárelos con agua templada. Frotárselos de cuando en cuando con un trozo de aguacate es una forma natural de hidratarlos, ya que esta fruta tiene un alto contenido en nutrientes.

La pasta de dientes también obra milagros sobre los labios resecos y cortados. Basta aplicar una capa medianamente gruesa sobre ellos y dejarla actuar durante diez o quince minutos. Luego se retirar con abundante agua fría aplicando masajes con la yema de los dedos. Además, sirve como desmaquillador de labios. El truco consiste en poner una pizca de pasta de dientes sobre una esponja y frotarlos suavemente con ella. Después habrá que aclararlos con agua tibia y darse un poco de cacao o crema hidratante antes de irse a la cama.

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones