Los celos no son sinónimo de querer más o apasionadamente.

 

Al final la pareja sufre casi por igual por la desconfianza de uno, aunque en algunos casos sea con fundamento, el perseguir a alguien pocas veces provocará algo bueno.

El celoso no tiene paz ni tregua; siempre está viendo detalles o signos de infidelidad. Busca entre la ropa algún papel o nota que desenmascare a su pareja, cada día vive con angustia pensando en cómo y con quién estará la persona que ama.

Con todo esto lo único que hace es sufrir y desgastar la relación, pues a nadie le gusta dar explicaciones todo el tiempo y aunque de cuando en cuando unos celos representan interés de nuestra pareja en nosotros, todos los días se convierte en una prisión.

celos

Pero ¿cómo controlarlos?

No existe un remedio perfecto, pero lo que si podemos intentar si dudamos de nuestra pareja es confrontarla y preguntar directamente lo que nos tiene inseguros o asumir nuestro descontrol e intentar cambiar o confiar asumiendo los riegos que implica cualquier relación amorosa.

Pero lo que tienes que preguntarte es si vale la pena sufrir tanto sin razón... y si es con razón, de cualquier manera no está en tu control.

 

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2016/11/celos-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 13) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 5




Deja un comentario