¿Trabajas desde casa? ¿Pasas al menos una hora al día navegando por Internet y leyendo tu correo electrónico? No desprecies el efecto que esta actividad puede tener sobre tu salud física. Cada vez más gente está desarrollando problemas de espalda, de cervicales, de manos y de la vista debido a una mala postura o a un mobiliario de ordenador inadecuado. Y estos problemas no surgen únicamente en la oficina, sino también en tu casa. Aprende a protegerte a tí mism@ y a tu familia con estos consejos.

LA ERGONOMÍA

La ergonomía es la ciencia que trata de mejorar las condiciones existentes entre una persona y su maquinaria de trabajo. Es decir, que la ergonomía busca la postura más adecuada del cuerpo y las condiciones externas más propicias para una vida saludable.

No se trata de un tema liviano: tan solo en Estados Unidos se estima que el 80% de los trabajadores sufre de algún tipo de dolencia relacionada con el uso prolongado del ordenador, una herramienta casi omnipresente en las oficinas de todo el mundo. Y con el aumento progresivo de los “teletrabajadores” o trabajadores que hacen su labor desde el propio hogar, este tipo de mal pronto podría alcanzar proporciones epidémicas. Por eso es recomendable que acudamos al médico cuando tengamos molestias.

Por lo tanto, es importante que en nuestro hogar tengamos una zona de trabajo adecuada, y que además desarrollemos unos hábitos sanos para evitar, en la medida de lo posible, estos problemas de salud.

ordenador-salud

LA ZONA DE TRABAJO

La habitación donde se encuentre el ordenador deberá estar bien iluminada y tener ventilación. No hay nada como una luz demasiado baja para estropear la vista. Al mismo tiempo, una luz demasiado fuerte, como la de los fluorescentes, también puede cansar la vista. Lo notarás porque los ojos se te pondrán rojos al cabo de unas horas. Busca un término medio.

La silla de trabajo es un elemento muy importante. Debe ser regulable tanto de altura como del respaldo. Para encontrar la altura ideal, cuando reposes las manos encima de la mesa, el ángulo del brazo a la altura del codo debería ser de un poco más de 90 grados. Si es menor, tendrás los brazos demasiado altos y en tensión. Regula la silla en consecuencia. Asimismo el respaldo debería sujetar la región lumbar.

Una vez conseguida la altura adecuada de la silla, comprueba que los pies alcanzan el suelo con facilidad. Si te cuelgan, coloca un pequeño reposa pies bajo la mesa y pon los pies encima.

La mesa debería tener el tamaño suficiente para albergar todos los elementos de trabajo que necesites sin acabar abarrotada de “trastos”. Estas fichas te pueden ayudar a conseguir un ambiente de trabajo ideal.

LOS ELEMENTOS DE TRABAJO

  • El ordenador debe situarse de forma que la pantalla y el teclado estén a una distancia de unos 50 cm de los ojos. La pantalla además debe estar entre 10 y 60 grados por debajo de la línea horizontal de la mirada.
  • Asegúrate de que no hay lámparas que ocasionen reflejos en la pantalla. Asimismo, la pantalla del ordenador debería llevar un filtro si es que no viene ya incorporado. Puedes regular la luminosidad de la pantalla hasta encontrar un punto agradable.
  • El teclado debe estar cerca de las manos, así como el ratón. El esfuerzo de estirar demasiado el brazo para mover el ratón es una de las principales causas de los problemas musculares de manos y brazos.

LA POSTURA CORRECTA

Mantener una postura adecuada al trabajar nos evitará muchos problemas de salud. Ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Siéntate con la espalda recta, y sin doblar las piernas encima de la silla. Si notas que ya no aguantas más sentado, la solución es simple: levántate y date un pequeño paseo para desentumecer los músculos.
  • No teclees demasiado rápido. Al teclear, las muñecas NUNCA deberían reposar sobre la mesa sino estar ligeramente alzadas en el aire. No hay nada que haga más daño a las muñecas que tenerlas así dobladas al teclear, y este hábito suele ser la causa del desarrollo del síndrome del túnel carpiano o de tendinitis. Si eres incapaz de mantener las muñecas alzadas, coloca un reposamuñecas.

¡NO TE OLVIDES DESCANSAR!

Los expertos no se cansan de repetir lo dañino que resulta estar varias horas sentado delante del ordenador sin moverse. Es muy importante hacer “micropausas” cada media hora más o menos. Como mínimo hay que levantarse del asiento, caminar un poco, y alzar la vista.

Pero lo ideal es realizar unos ejercicios para aliviar la tensión de cuello, hombros, brazos y manos.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/05/ordenador-salud-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 2




Deja un comentario