La flor de pascua, también conocida por el nombre de Poinsettia, es una de las plantas más populares en la época navideña.

 

La poinsettia es una planta muy decorativa que es muy típica en la época navideña. Aunque se cree que es una planta delicada y que requiere muchos cuidados, siguiendo unos consejos básicos podrá hacer que crezca y florezca sin problemas.

Se trata de una planta procedente de la región de Taxco, en México y fue introducida en los Estados Unidos por Joel R. Poinsett, primer embajador de este país en México, y a quién debe su nombre.

poinsettiaLa poinsettia se caracteriza por tener unas flores pequeñas, que casi pasan desapercibidas. También se distingue por poseer brácteas, que son unas hojas que nacen del pedúnculo de las flores, en colores como el rojo, rosa, blanco, amarillo o color marfil. El color más popular es el rojo.

El principal problema con las poinsettias es que su periodo de florecimiento es muy breve. Para prolongarlo tendrá que situar la planta en un lugar interior donde reciba luz solar en abundancia. Evite que esté expuestas a corrientes, ya éstas causan fluctuaciones en la temperatura que provocan la pérdida prematura de las hojas. En cuanto a las temperaturas mínimas, estas no deberían bajar de los 15º C o 18º C y las máximas no deberían exceder los 27º C. Es probable que su flor de pascua presente una caída prematura de las hojas si se ve expuesta a temperaturas inferiores a los 12º C.

El suelo ha de estar siempre ligeramente húmedo, pero nunca encharcado ni saturado. Al hacernos con un ejemplar de esta planta lo primero que debemos hacer es comprobar el drenaje del suelo. En caso de que no sea adecuado tendremos que trasplantarla. Pasadas dos semanas es recomendable aplicarle un fertilizante. Si la planta experimenta algún tipo de pérdida de color en las brácteas vuelva a aplicar fertilizante pasados 7 o 10 días.

En muchas ocasiones, debido a que las Euphorbias son unas plantas muy habituales para regalar, se venden envueltas en una funda de papel o de plástico. Es recomendable extraerla lo antes posible ya que se puede acumular un gas llamado etileno que provoca que las flores mueran y que las hojas se enrosquen. La caída de las hojas es la anomalía más común que afecta a la flor de pascua. En estas plantas, mayor parte de las enfermedades están causadas por insectos y hongos.

flor-pascuaSon muchas las poinsettias que conservan durante todo el invierno e incluso durante el verano sus hojas. Si la planta no llega a perder las hojas deberá tratarla como a cualquier otra planta de interior. Sitúela en una localización soleada y aplíquele un fertilizante una o dos veces por semana. Tan pronto como las temperaturas sean agradables y sobrepasen los 15º C las poinsettias podrán ser llevadas al exterior.

En el caso de que la planta pierda sus hojas tras la floración o si pierde su atractivo tendrá que dejar que el suelo se seque. Después, trasládela a un lugar fresco, tal como un sótano o bodega donde reciba una luz tenue. La temperatura a la que se vea sometida debe rondar los 12º C. En torno a finales del mes de abril o principios de mayo podrá recuperar la planta de este lugar de descanso. Corte los tallos a unos 7 cm o 12 cm sobre la superficie del suelo y espere a que vuelva a florecer.

Cuando hay más de una planta por maceta es necesario realizar el trasplante de una de ellas. Para ello, tendremos que utilizar una tierra suelta, porosa, que permita un buen drenaje. Lo más adecuado es utilizar una mezcla formada por tres partes de marga, dos partes de material orgánico y una parte de perlita o vermiculita. También se le debe añadir una cucharadita de harina de huesos o de superfosfato por cada dos tazas y media de tierra. Una vez trasplantada la planta se debe añadir un funguicida para prevenir posibles enfermedades.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2015/08/poinsettia-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 11) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 0




Deja un comentario