El Canto de Oración. 3 La Salvación

 

III. Separación frente a unión

1. La falsa sanación sana una parte del cuerpo, pero nunca su totalidad. Sus metas separadas resultan bastante claras en esto, pues no ha eliminado la maldición del pecado que yace sobre él. Por consiguiente aún engaña. Tampoco es realizada por alguien que comprende que el otro es exactamente igual que él. Pues es esto lo que hace que la verdadera sanación sea posible. Cuando es falsa, hay algún poder que otro tiene, que no ha sido otorgado a ambos por igual. Aquí se demuestra la separación. Y aquí se ha perdido el significado de la verdadera sanación, y han surgido los ídolos para opacar la unidad que es el Hijo de Dios.

Sólo la Voz de Dios puede decirte cómo sanar. Escucha, y nunca dejarás de ofrecer Su amoroso remedio a aquellos que Él te envía, para que permitan que Él los sane, y para bendecir a todos aquellos que colaboran con Él en nombre de la sanación.

2. La sanación-para-separar puede parecer una idea extraña. Y sin embargo eso puede decirse de toda forma de sanación basada en alguna clase de desigualdad. Estas formas pueden sanar el cuerpo, y de hecho generalmente se limitan a ello. Alguien sabe más, se ha adiestrado mejor, o es quizás más talentoso y sabio. Por tanto, puede dar sanación a alguien que es inferior y que está bajo su patrocinio. La sanación del cuerpo puede tener lugar así porque, en sueños, la igualdad no puede ser permanente. El sueño está hecho de modificaciones y cambios. Sanarse parece consistir en encontrar a alguien más sabio, quien, por sus artes y conocimientos, tendrá éxito.

3. Alguien sabe más: esta es la frase mágica por medio de la cual el cuerpo parece ser el objeto de la sanación tal como el mundo la concibe. Y a este alguien más sabio el otro se dirige para beneficiarse de su conocimiento y habilidad; para encontrar en él remedio a su dolor. ¿Cómo puede ser eso? La verdadera sanación no puede provenir de la desigualdad asumida y luego aceptada como la verdad, y usada para ayudar a sanar a los heridos y calmar la mente que sufre la agonía de la duda.

4. ¿Existe, entonces, un papel para la sanación que uno pueda usar para ofrecer ayuda a otro? Para la arrogancia la respuesta debe ser "no". Pero en la humildad existe verdaderamente un lugar para los que ayudan. Es como el papel del que ayuda en la oración, y deja que el perdón sea lo que está destinado a ser. No te haces a ti mismo el portador del regalo especial que trae la sanación. Sólo reconoces tu unidad con aquel que pide ayuda. Pues en esta unidad desaparece su sentido de separación, y es éste lo que lo enfermó. No hay sentido en dar remedio apartado de donde radica la fuente de la enfermedad, pues de esa forma nunca puede sanarse verdaderamente.

5. Sanadores existen, pues son los Hijos de Dios que reconocen su Fuente, y comprenden que todo lo que su Fuente crea es uno con ellos. Este es el remedio que trae alivio que no puede fallar. Permanecerá para bendecir por toda la eternidad. No sana una parte, sino la totalidad y para siempre. Ahora la causa de toda dolencia ha sido revelada exactamente como es. Y en ese lugar se halla escrita ahora la santa Palabra de Dios. La enfermedad y la separación deben ser sanadas por el amor y la unión. Nada más puede sanar tal como Dios estableció la sanación. Sin Él no hay sanación, pues no hay amor.

6. Sólo la Voz de Dios puede decirte cómo sanar. Escucha, y nunca dejarás de ofrecer Su amoroso remedio a aquellos que Él te envía, para que permitan que Él los sane, y para bendecir a todos aquellos que colaboran con Él en nombre de la sanación. La sanación del cuerpo ocurrirá porque su causa se ha ido. Y ahora sin causa alguna, no puede regresar en forma diferente. Ni se temerá tampoco a la muerte porque se le ha comprendido. No hay miedo en aquél que ha sido verdaderamente sanado, pues el amor ha entrado ahora donde solían estar los ídolos, y el miedo le ha cedido al fin el lugar a Dios.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2018/03/sanacion-voz-de-dios-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 12) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 11




Deja un comentario