El 72 por ciento de los casos de espina bífida se pueden evitar si la madre toma suplementos de ácido fólico unas semanas antes del embarazo. Este grave defecto del tubo neural afecta a uno de cada 2000 bebés españoles.

Esencial si quieres quedarte embarazada

Los defectos del tubo neural, son malformaciones congénitas que podría evitarse con la ingestión de suplementos de ácido fólico.

Así lo confirmó hace unos años un importante estudio publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet. Desde entonces, las sociedades científicas aconsejan que todas las mujeres que quieran quedarse embarazadas comiencen a tomar suplementos de ácido fólico al menos tres meses antes de quedarse embarazadas y durante el primer trimestre de la gestación. Es decir, que se debe iniciar la ingestión de ácido fólico antes de abandonar el método anticonceptivo.

¿Qué son los defectos del tubo neural?

Es una malformación congénita que ocurre cuando el tubo neural del embrión no se cierra adecuadamente para formar la médula espinal y el cerebro. Si se produce en el extremo superior, el resultado es una anencefalia, es decir, el feto no tiene cerebro por lo que, si nace vivo, morirá ya que el defecto es incompatible con la vida.

Si el tubo neural no cierra en el extremo inferior, la consecuencia es la espina bífida (espina abierta) con repercusiones muy graves de por vida: parálisis pérdida de control de las funciones intestinales y de la vejiga, entre otros.

Embarazo: El ácido fólico

El ácido fólico previene estos problemas

Todos los trabajos que se han hecho han demostrado que estos problemas pueden prevenirse consumiendo una dosis de 4 mg al día de ácido fólico si la mujer ya tuvo un hijo anterior afectado. Pero las mujeres que no han tenido niños afectados, también pueden reducir su riesgo tomando una dosis de 0,4 mg al día. Esta dosis puede conseguirse aumentando el consumo de alimentos con dosis altas de esta vitamina aunque los expertos abogan por tomar suplementos vitamínicos ya que no siempre es fácil conseguir esta dosis diaria sólo a través de la alimentación.

A pesar de esto, en algunos países se han planteado la posibilidad de enriquecer determinados alimentos con ácido fólico, lo que aseguraría un incremento del consumo en toda la población.

Tres meses antes de la concepción

¿Por qué tanto tiempo antes? El cierre del tubo neural se produce durante las tres primeras semanas de gestación, es decir, antes de que la mayoría de las mujeres se hayan dado cuenta de que están embarazadas. Por eso, los suplementos de ácido fólico deben tomarse en el periodo periconcepcional. Es decir, antes de que se produzca la fecundación.

Si no se logra el embarazo en el tiempo previsto, no hay ningún problema en consumir estas dosis durante un tiempo prolongado. Además, parece que esta vitamina también ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares en la población adulta

Fuentes de ácido fólico (Ministerio de Sanidad y Consumo español)

El ácido fólico está presente en los siguientes alimentos. La ingesta ideal en una mujer embarazada es de 4 miligramos al día (400 microgramos)

 

Alimentos

Cifras en microgramos

Patatas hervidas (180 g)

50

Espinacas (180 g)

160

160 Judías verdes (180 g)

60

Coles de bruselas (180 g)

200

Coliflor hervida (180 g)

100

Guisantes hervidos (100 g)

90

1 tomate (85 g)

15

1 naranja (160 g)

60

1 aguacate (150 g)

100

1 plátano (100 g)

20

1 pomelo (160 g)

20

1 raja de melón(180 g)

50

½ litro de leche

35

90 gr de pan blanco

30

200 gr de pasta (spaguetti)

10


Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/07/acido-folico-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 4




Deja un comentario