Cuidar a los demás desde la empatía, la paciencia y el amor [16-06-2020]

 

La vida a veces se asemeja mucho a una obra de teatro, donde a lo largo de la función vamos desempeñando diversos papeles, más o menos agradables, en arreglo a las circunstancias.

 

A veces estos roles son fundamentales en el aprendizaje. Los papeles o roles están en constante transformación y ese movimiento nos obliga a adaptarnos a las nuevas situaciones de nuestra cambiante realidad.

 

Uno de los roles fundamentales es el cuidar y el ser cuidado. Hay veces en que las personas podemos pasar tanto tiempo en uno de esos papeles que nos puede costar mucho salir de él. Y aunque el cuerpo y la mente nos pidan un cambio de rol, puede que cueste asumir esa nueva exigencia de la vida, ya sea por cuestiones físicas o psicológicas.

 

Los roles que rodean el cuidado los aprendemos desde pequeños y puede que nos marquen para siempre. Al ser la especie animal que más inmadura biológicamente nace, somos muy dependientes de nuestros progenitores durante un largo periodo de nuestras vidas. Lo que establece un importante vinculo cuidador-cuidado y viceversa.

 

Pero esto también es cambiante, como todo la vida, y a veces se cambian los papeles, habiendo niños que tienen que asumir el papel de un progenitor o cuidar de sus hermanos o, incluso, a sus propios padres, debido a circunstancias traumáticas, enfermedades, vejez, fallecimientos o a cualquiera de las mil vicisitudes que pueden salpicar nuestro sendero de vida.

 

En ocasiones puede que necesitemos ser cuidadores. Es un rol tan complicado que puede exigir sacrificio y dedicación plena, puede incluso llevarnos a olvidarnos de nuestras propias necesidades. Es posible que cause heridas en nuestro apego, creando muchas dificultades en el cuidado, produciendo sufrimiento y ,un muy humano, sentimiento de obligación.

 

Históricamente, esto se ha dado mucho en la figura femenina. Las mujeres han sido, y siguen siendo en muchos casos todavía, trabajadoras fuera, amas de casa a tiempo completo dentro y cuidadoras de toda la familia.

 

En el otro lado de la moneda, puede que necesitemos ser cuidados y es algo que tampoco resulta fácil de admitir. Cuando estamos enfermos o precisamos cuidados por la edad, nos puede costar mucho esfuerzo dejar que se ocupen de nosotros.

 

Pueden incluso desarrollarse sentimientos de culpabilidad o sentirse mal por las molestias que generamos al cuidador. Pueden darse cambios de humor o desbordamientos de emociones, generalmente con los que más cerca tenemos. También suele ocurrir que nos cuesta pedir ayuda, hasta en las cosas más insignificantes, prefiriendo pasarlo mal antes que solicitarla.

 

Pero lo cierto es que puede ser que nuestro cuerpo, nuestra mente, la vida, el destino o lo que sea, nos haga parar de forma drástica y no nos quede más alternativa que permitir que nos cuiden. Por lo mismo, es muy probable que nos pueda tocar cuidar en las mismas o parecidas circunstancias.

 

Cuidar y ser cuidado forman parte de un mismo prisma. Realmente necesitamos cuidar para ser cuidados y ser cuidados para cuidar. Igualmente requerimos ser flexibles en la interpretación de ambos papeles, intercambiando los mismos con nuestros seres queridos, cuando las circunstancias así lo exijan. Necesitamos cuidar a los demás desde la empatía, la paciencia y el amor, pero también debemos dejarnos cuidar desde nuestro amor propio, considerando que somos merecedores de esos cuidados, tratando con el respeto y cariño que se merece al cuidador.

 

He estado allí, sé de lo que hablo. Tan solo quiero expresar mi gratitud a todas las personas que cuidaron de mí, ellas me enseñaron a dejarme cuidar.

 

Buen día a tod@s!!!

 

Os quiero Bandid@s!!!

"Cuando aparecen limitaciones, en vez de ponerme da mal humor intento ver qué es lo que me toca vivir y le pido al Señor que me ayude." Lourdes Carballo

Pues vamos allá...sin límites...a empezar el día con marchita de la buena...con un clasicazo de altura..."Born To Be Wild" de Steppenwolf...lo mismo hacía mucho que no la escuchabais ...yo ya estoy calentando café en mano...hoy comienzo de nuevo la rehabilitación...ALLÁ VOYYYY!!!!

el-pinche-feliz

 Aquí a diario Mis Gastrotapas← desde la "Oronja Home"
Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/02/pinche-feliz2-150x150.pngShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 5) 4,60 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 41




Deja un comentario