Sin duda, las prendas de cuero ya sean abrigos, faldas o chaquetas, resultan una verdadera inversión, ya que, con ciertos cuidados, pueden llegar a durar muchos años y suponen una de las prendas más sexys y elegantes, tanto para la mujer como para el hombre. Sin embargo, requieren una serie de medidas y cuidados para que no se estropee de manera prematura y así poder disfrutar de tu prenda de cuero por mucho tiempo.

Podríamos considerar las prendas de cuero como delicadas, ya que son fuertemente afectadas por los agentes externos, como la luz y el exceso de contaminación, por la sudoración del cuerpo y las diversas manchas, mucho más complicadas de eliminar.

A la hora de comprar

Si te vas a comprar una prenda de cuero, sobre todo si se trata de un abrigo, cuídate de elegirla bien; Es preferible que, aunque te cueste un poco más, te dirijas a tiendas especializadas en cuero y de vendedores reconocidos, para asegurarte que la calidad será la exigida. En cuanto a la talla, evita que te quede muy ajustada aunque te guste cómo te queda, porque con el tiempo las pieles es previsible que se contraigan, provocando un cierto encogimiento.

Consideraciones importantes

Debido a su vulnerabilidad es importante extremar las precauciones y los cuidados para este tipo de prendas.

Debes tener precaución para que la ropa de cuero no sea expuesta a la lluvia; si te ha pillado un chaparrón de imprevisto, lo mejor es que la seques a temperatura ambiente y nunca con calor directo, ni exponiéndola al sol. Además, deberás guardar este tipo de prendas en un lugar fresco y nunca guardarlas en bolsas de plástico normales; si las quieres resguardar del polvo, existen fundas específicas para este tipo de prendas, para evitar que se estropeen.

Cuidados para las prendas de cuero

Es muy importante que recuerdes que el polvo es uno de los grandes enemigos del cuero, ya que puede agrietar el material; por ello, utiliza una esponja bien seca para eliminarlo.

Por más glamouroso que te resulte ponerte perfume, nunca lo apliques sobre una prenda de cuero, ni siquiera en el forro, ya que la mancha no se quitará y la piel se irá agrietando. Desde luego, ni se te ocurra pinchar este tipo de prendas con elementos punzantes, como pins, joyas o flores, a no ser que quieras que el agujero se quede en tu ropa para siempre.

Cuidados básicos

Debes guardar tus prendas de cuero en un lugar fresco y ventilado, ya que si lo mantienes en un lugar excesivamente seco y caluroso, el cuero puede resecarse; tampoco guardes estas prendas en lugares húmedos, ya que pueden enmohecerse. Es recomendable llevar una bufanda, pañuelo o similar, para proteger el área del cuello del sudor y de los aceite naturales del cuerpo que pueden dañar la piel del cuero.

Si la prenda se mancha, es recomendable llevarla lo antes posible a un especialista en limpieza de cueros, ya que si tratas de limpiarlo por ti misma puedes llegar a estropear esa prenda que tanto te gusta.

Limpieza de prendas de cuero

Cuando lleves tu prenda de cuero a un profesional, es muy aconsejable que te informes previamente de cualquier tipo de información referente al cuidado de la prenda. Además, asegúrate de señalar las manchas que ésta tenga, ya que aquéllas que son viejas y ya están asentadas son muy difíciles de quitar sin arriesgar la pieza.

Con un poco de cuidado, recordando estos pequeños consejos podrás conseguir que tus prendas de cuero parezcan nuevas durante mucho tiempo.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/08/cuidado-cuero-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 1) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 6




Deja un comentario