El autocontrol es un término bastante amplio y complejo que implica "regularidades" en nuestros comportamientos, cotidianos y que influyen de forma muy importante en nuestra vida.

Por ejemplo: la puntualidad, el aseo y la higiene personal, el cumplir con nuestro trabajo, la organización de nuestra vida, nuestros hábitos de sueño o alimentación, el cuidado de nuestra salud, administración de nuestra economía, nuestros recursos, etc.

  • El pensar de forma razonable también forma parte de nuestro trabajo para funcionar de forma óptima.
  • El ser consciente de los problemas reales, aceptarlos y ponernos en marcha para solucionarlos.
  • El crear metas adecuadas y realistas, de acuerdo a nuestros deseos y posibilidades.
  • El mantenernos activos y motivados en todas las áreas significativas de nuestras vidas, familia, trabajo, pareja.
  • El tener en cuenta nuestros sentimientos y los de las personas con las que tenemos relación y ocuparnos de ellos para que se conviertan en una "ventaja" para nuestra vida y no en un inconveniente.

 

Todo esto puede parecer muy difícil y desde luego lo es, aunque se pueden plantear muchas estrategias para  ello.

Lo primero explicar que, ante las dificultades hay que ser valiente, procurar ir afrontando los problemas día a día, lo primero es reconocerlos y tener una buena actitud para resolverlos, confiar en nuestras propias fuerzas y habilidades para resolverlos. Una vez hecho esto hay que ponerse a buscar soluciones pidiendo la información que nos sea necesaria.

Lo siguiente es elegir una solución y llevarla adelante, lo siguiente es ver cómo está funcionando la solución y hacer los ajustes que sean necesarios, y si es necesario, probar otra alternativa. Uno de los principios básicos en la vida para afrontar un problema es no dejar de trabajar en la resolución del problema hasta que esté resuelto, si nos equivocamos volver a intentarlo... Otro principio saber que no hay problema sin solución aunque no sea todo lo buena que quisiéramos y otro principio es NO HUIR de los problemas.

El sentimiento de frustración es constante en la vida de cualquier ser humano. Desde que nacemos la realidad se impone en ocasiones a nuestras necesidades y deseos diciéndonos NO.

En momentos duros, nos ocurre que nos encontramos con muchos NO, uno detrás de otro hasta que parece que no vamos a SOPORTAR NI UNO MÁS.

Frustrarse y llevarlo bien también tiene sus trucos:

  1. Reconocer lo que nos frustra
  2. Saber qué sentimiento nos genera: enfado, rabia, ansiedad...
  3. Expresarla de una manera aceptable, que no nos produzca problemas, hablándolo con alguien de confianza...distrayéndonos...hay personas que hasta pintan cuadros o escriben canciones y consiguen expresarla en voz alta y al mundo entero.
  4. Volver a intentarlo una y otra vez. Quizá hoy haya sido NO y mañana sea SI
  5. No dejar que ese sentimiento nos detenga en exceso.
  6. Volverlo a intentar otra vez, volver a ensayar, volver a probar, hasta que lo consigamos, no es una redundancia, es que este es el mejor de todos los trucos (...pero no se lo digas a nadie...).
Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2014/03/self-control-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 18) 4,89 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 1




Deja un comentario