CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza Los Cosméticos

Cuando el maquillaje nos la juega... ¿qué podemos hacer?

Las prisas cuando llegamos tarde a una cita importante, los nervios del primer encuentro con una persona realmente maravillosa o, simplemente, un mal día en el que no hacemos nada a derechas pueden arruinar nuestro aspecto y acabar con la magia del momento.

Si nuestras manos y nuestra atención no están por la labor a la hora de maquillarnos, el resultado puede ser nefasto... Exceso de polvos, lápiz labial por todas partes, brillos nada favorecedores, rimel que resbala por las mejillas, restos de maquillaje de fondo "adornando" tus cejas,... ¡qué desastre!

Pero, que no cunda el pánico, todo tiene arreglo. Deja de estirarte de los cabellos y mirarte atónita al espejo. Ponte manos a la obra y verás qué pronto recuperas ese radiante aspecto que te caracteriza. ¿Cómo? Con un poquito de paciencia y mucha, mucha maña...

Ánimo, en cuestión de cinco minutos tu rostro deslumbrará de nuevo.

Reconócelo, te has excedido con la base de maquillaje

Si has aplicado sobre tu rostro demasiada cantidad de maquillaje de fondo, o base de maquillaje, puedes eliminar el exceso de la siguiente manera.

  • Vierte sobre una esponja o una manopla de baño, suave y totalmente seca, una pequeña cantidad de crema facial hidratante.
  • Extiéndela sobre tu rostro sin presionar demasiado y deja que actúe durante unos minutos.
  • A continuación, coge una toallita o un pañuelo de celulosa y colócalo sobre tu rostro muy suavemente, sin apretar. De esta forma, conseguirás hacer desaparecer de tu piel el maquillaje sobrante.

Acaba con los brillos

En muchas ocasiones, después de extender los polvos sobre nuestra faz, observamos que la piel brilla demasiado. Esto ocurre, principalmente, si tu tipo de piel es grasa. Para evitarlo, ten en cuenta estos útiles y sencillos consejos.

  • Justo antes de comenzar a maquillarte, lava tu cara con un jabón especial para pieles grasas, sin sustancias detergentes, y sécala bien.
  • Aplícate a continuación una crema protectora y extiéndela hasta que penetre completamente.
  • Elige, entre toda la variedad de productos cosméticos que tienes a tu disposición, aquellos que absorben el exceso de grasa de la piel.
  • Cuando te des los últimos retoques, opta por una textura mate, nunca con brillo, pues es precisamente este efecto el que queremos evitar.
¿Te ha ocurrido alguna vez que, al maquillarte, tus facciones se parecen demasiado a las de un simpático y algo descompuesto payasito? Si es así, toma nota de los siguientes trucos y devuélvele a tu rostro su belleza en un santiamén.

Si has vuelto a dibujar una desdeñada mueca en tus labios con el perfilador, has "maquillado" tus cejas con el colorete o la máscara de tus pestañas acaba de decorar tus párpados y el contorno de tus ojos, lo que te vamos a contar te interesa.

Cuando el resultado que obtienes al embellecer tu semblante no es, ni mucho menos, el deseado, no debes resignarte. Para saber qué hacer en cada ocasión, sigue con nosotras y escucha atentamente.

Si al pintar tus labios te sales de la raya...

  • Coge un pequeño trozo de algodón o una gasa y elimina suavemente los restos de lápiz labial que salen del contorno.
  • A continuación, aplícate una pequeña cantidad de cosmético de base sobre las zonas desmaquilladas y espárcela minuciosamente hasta que se difumine completamente.
  • Una vez hecho esto, retoca tus labios de nuevo para darles un acabado perfecto.

El rimel debe acentuar tus pestañas, nada más

Si al aplicar el rimel sobre tus pestañas manchas tus párpados o el contorno de tus ojos, haz lo siguiente.

  • Pasa un bastoncito de algodón, con mucho cuidado, sobre las zonas manchadas. Procura no presionar demasiado, pues de lo contrario, en lugar de hacer desaparecer las marcas, las extenderías más.
  • Cuando hayan desaparecido por completo, vuelve a aplicarte la sombra de ojos.
  • Si consideras que aún quedan rastros, antes de maquillar tus ojos de nuevo, ponte un poco de base, a ser posible fluida.

El maquillaje se seca continuamente

En muchas ocasiones nos puede ocurrir que, mientras nos estamos maquillando, el producto que ponemos sobre nuestra piel se seque antes de extenderlo por completo. En el momento en que esto ocurra:

  • Debes rociar tu rostro con agua destilada para reblandecer el cosmético y hacer que pierda esa consistencia pastosa que adopta cuando se reseca.
  • Una vez recuperada su textura original, continua aplicándotelo suavemente hasta que se confunda con el tono de tu piel.

¿Cejas maquilladas? Mejor no...

Si al aplicarte el maquillaje manchas tus cejas:

  • Coge un peine de púas finas e imprégnalo con un producto tonificador y revitalizador.
  • Peina tus cejas con él varias veces, limpiándolo siempre antes de pasarlo de nuevo.
Sécalas después con un pañuelo de papel o una gasa, dándote pequeños y rápidos toquecitos.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro