CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza en General

No te pases de sol

Antes de salir de casa recuerda el factor protector. De hecho, la cosmética ha incorporado filtro contra los dañinos rayos de sol en la mayoría de las cremas hidratantes y humectantes, así como algunas bases de maquillaje y autobronceantes. El cuidado de tu piel ya no es un tema de verano, es obligación diaria.

La cosmética, aliada con la salud, va muchos pasos adelante de nuestra conciencia. ¿Por qué decimos esto? Porque muchísimas cremas hidratantes y humectantes de uso diario, no sólo para enero y febrero, vienen ahora con FPS. Esto es, con factor protector solar. De hecho, los especialistas señalan que dadas las condiciones imperantes en este planeta, nadie debería salir de casa sin un factor 15 en la cara. No es exageración ni es marketing.

El sol, lo sabemos, genera una cantidad enorme de radiación. Esta radiación viaja a través de ondas: cuanto más corta sea la onda, más alta será la energía.

Las longitudes de onda menores a 290 nanómetros (nm) incluyen los rayos X, los rayos gamma y los rayos cósmicos, que pueden ser muy dañinos, penetrando profundamente en el tejido y matando las células. No afectan la vida terrestre porque son absorbidos por la capa de ozono en la atmósfera y no llegan a la superficie de la Tierra.

En cambio, las longitudes de onda de entre 290 y 400 nm sí llegan a la superficie terrestre y afectan los tejidos. Estos son las radiaciones UVA, UVB y UVC. Las UVA pueden penetrar profundamente en la dermis desde el amanecer al ocaso. Estas ondas alcanzan la superficie terrestre a ángulos variados durante todo el día, siendo más fuerte cuando el sol está posicionado encima de la Tierra. Los rayos UVC, los más cortos, son completamente absorbidos por la capa de ozono de la atmósfera y no llegan al planeta. Pero no olvidemos que, por lo menos en esta parte del orbe, la capa de ozono presenta un agujero de tamaño tres veces mayor que la superficie total de Estados Unidos.

Los FPS
Aclaremos: FPS no significa protección contra la radiación UVA. Actualmente el FDA no dispone de ningún método para medir la protección contra los rayos UVA.

El FPS indica el índice de protección del producto (contra los rayos UVB) si éste permanece sobre la piel. Un simple remojo en la piscina puede reducir el índice de un producto FPS 30 a FPS 2 en cuestión de minutos si aquél no es resistente al agua.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro