AYUDA Y SOLUCIONES » Ayuda y Soluciones de Belleza y Salud

¿Cómo afecta a mi cuerpo trabajar frente al ordenador?

- Contrariamente a lo que se cree, el ordenador no es causa de problemas oculares, pero sí puede revelar los existentes. Por ejemplo, aquellas que sufren de miopía, astigmatismo o que tienen una gran diferencia en el grado de visión entre ambos ojos pueden sufrir mayor fatiga visual frente a la pantalla que el resto. Toda persona que trabajara con un ordenador, al margen de someterse a un examen oftalmológico completo, debiera:

Disponer de un asiento confortable que le recogiera bien los riñones.

Tener los ojos situados a la altura de la pantalla, ni demasiado altos ni demasiado bajos.

Proteger la pantalla con un filtro antirreflectante y orientarla correctamente en relación a las ventanas.

Efectuar una pausa de 10 minutos cada tres horas de trabajo.

- Si trabajas ante la pantalla, procura que el monitor esté emplazado de forma que la luz natural que entre por la ventana no incida directamente sobre la pantalla, sino que lo haga lateralmente.

- Evita que la luz artificial que pueda haber en la habitación refleje en la pantalla.

- Comprueba que el contraste esté bien regulado.

- En programas de tratamiento de textos elige de preferencia letras oscuras sobre fondo claro.

- El marco superior de la pantalla debe quedar a la altura de tus ojos.

- En lo posible debe situarse el monitor de modo que la pantalla aparezca ligeramente hundida y dirigida hacia arriba para que al escribir te baste con desviar la mirada hacia abajo.

- La distancia ideal entre la pantalla y tus ojos es de 60/70 cm., con un mínimo de 40 cm. de distancia.

- Siéntate con los pies planos bien apoyados en el suelo.

- Debes graduar la silla de forma que cuando tus dedos se hallen sobre el teclado, brazo y antebrazo formen un ángulo de 90º

- El respaldo debe tener la altura y el ángulo adecuado para acoger perfectamente toda la zona de la vértebra lumbar, a la altura de la

- Si trabajas frente a un ordenador, siéntate bien, con la espalda apoyada en el respaldo. Para buscar lo que necesites, carpetas, papeles, etc., levántate o utiliza una silla con ruedas en vez de retorcerte, agacharte, inclinarte etc., movimientos todos ellos perjudiciales para la espalda.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro