AYUDA Y SOLUCIONES » Ayuda y Soluciones en el Hogar

¿Cómo cuidar, limpiar y mantener como nuevo el mármol?

- Las repisas y superficies de mármol en general quedan con un aspecto inmejorable si se las friega con unas gotas de leche corporal infantil.

- Puedes limpiar el mármol con agua oxigenada y luego lo aclaras perfectamente con agua.

- Lava el mármol con agua tibia y jabón, aclara, seca, dale un poco de vaselina y saca brillo.

- Una goma de borrar tinta resulta ideal para eliminar de los mármoles algunas manchas.

- Una solución compuesta por agua y un chorrito de amoníaco resulta muy adecuada para la limpieza del mármol

- Para quitar manchas de color, frótalas con agua, lejía y unas gotas de amoníaco.

- Una pasta formada por yeso de moldeo y lejía pura resulta excelente para la limpieza de manchas tenaces en el mármol.

- Para quitar manchas tenaces de un mármol, prepara una solución a base de blanco de España y alcohol de quemar. Frota y aclara.

- Una crema nutriente es lo más apropiado para el cuidado del mármol, pues lo defiende de las agresiones químicas.

- Las manchas incrustadas en un mármol pueden quitarse por medio de agua oxigenada (20 vol.). Deja actuar, seca y aclara.

- Una mancha de herrumbre en un mármol podrás quitarla con un poco de acetona.

- La mancha de hollín sobre un mármol o un mueble puedes quitarla frotando con un trapo húmedo y sal fina.

- Antes de tirar la piel de una manzana, frota los mármoles de la cocina con su cara interna. Es un buen desengrasante.

- Después de lavar un mármol con agua tibia jabonosa, aclarar y secar, echa un poco de vaselina y saca brillo.

- Las manchas de fruta o de cola sobre un suelo de mármol pueden quitarse con agua oxigenada a 130 volúmenes.

- Una goma de borrar para tinta puede ser una buena ayuda a la hora de quitar manchas de los mármoles.

- Para quitar manchas dejadas por bebidas, zumos de fruta y café de un mármol, empieza por lavarlo con agua y jabón. Acláralo y sécalo bien. Prepara luego una solución de agua y lejía, a razón de siete cucharadas soperas de lejía por litro de agua, y añade a ésta unas gotas de amoníaco. Frota enérgicamente con un trapo humedecido en esta solución. Si las manchas persistieran - con muchísimo cuidado porque puedes rayar el mármol - pasa un papel abrasivo muy fino, mojado, describiendo con él pequeños círculos. Aclara y seca bien, sacando brillo luego con un trapo.

- No utilices ceras a la silicona para la limpieza del mármol, pues le perjudican.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro