MODALES

Buenos modales para las Despedidas de reuniones o veladas

Saber retirarse a tiempo de una reunión es una virtud. Si tienes la ventaja de que conoces a tus anfitriones y sus costumbres, puedes fiarte de este conocimiento para despedirte a tiempo; es decir, si sabes que suelen acostarse temprano no les impongas tu presencia más allá de una hora prudencial; si, en cambio, sabes que les gusta quedarse charlando hasta tarde, no te despidas demasiado pronto porque les amargarías la reunión.

Linea Separadora de TnRelaciones

La cena era magnífica y la velada muy animada, pero tú te caes de sueño. El deseo de verte en la cama se ha convertido en tu única preocupación.

¿Qué hacer, cómo desaparecer sin que los anfitriones se sientan ofendidos?. Ante todo evita dar cabezadas y mantén los ojos abiertos hasta que se haya servido el café. Irse antes se consideraría una grosería.

Deja pasar un rato entre el fin del café y tu marcha (quince minutos como mínimo).

Después haz un leve gesto a tu cónyuge y levántate discretamente. Muy brevemente justifica tu marcha apoyándola en la necesidad de acompañar a la canguro a su casa antes de una hora determinada o algo así. No te enredes dando explicaciones. Las más escuetas serán las mejores.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro