MEDICINAS ALTERNATIVAS » Naturopatía

El arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza.

El arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza. Se llama Naturopatía. Se basa en el reconocimiento de que el cuerpo posee unas facultades que le permiten curarse a sí mismo. 

Pero no solo la capacidad de resistir la enfermedad, sino los mecanismos de recuperación y autorregulación con los que poder recuperarse de ella.

Evidentemente, la tecnología y sus avances tienen muchas ventajas. La efectividad en situaciones agudas y situaciones de peligro nos hace confiar ciegamente en ellas y, sin embargo, no confiamos en la capacidad natural de los seres vivos para superar la mayoría de las enfermedades.

Nadie se ha inventado la naturopatía de un día para otro. Es tan antigua como el hombre. Todo empezó, por ejemplo, el día en que alguien se saltó una comida porque se encontraba mal, o se bañaba en agua fría para aliviar una torcedura.

 El arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza.

Se basa principalmente en la experiencia práctica, por lo que no siempre es posible explicar como funciona con precisión. Incluso en ocasiones es posible que no sean explicaciones rigurosamente científicas, pero sería un error despreciarlas porque todavía no se han encontrado sus fundamentos.

Hoy en día hay técnicas que han retornado y han sido aceptadas incluso desde el punto de vista de la medicina oficial, adoptándolas como complemento a otros tratamientos.

Tal es el caso de la relajación, el ayuno, fitoterapia, etc. Este retorno quizás sea debido a una mayor humildad de algunos sectores de la medicina oficial.

 El arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza.

La diferencia fundamental de la naturopatía con la medicina oficial, es que aquella basa su confianza en la capacidad vital del organismo para regenerarse. Este enfoque de la medicina colabora en este proceso con unos buenos hábitos, principalmente dietéticos, como base para preparar el terreno para la curación y apoyándose en unos elementos auxiliares, con muy pocos efectos secundarios, que nos ofrece la naturaleza.

Estos pueden las plantas, el barro, el agua, el sol, aire fresco, etc., que son agentes que producen y ayudan a la vida.

Por lo tanto, los métodos usados por el naturismo para vencer la enfermedad son los más idóneos para restaurar y estimular la propia capacidad del cuerpo para recuperarse, ya que se intenta imitar a la propia naturaleza.

Desgraciadamente, hoy en día, se juzga un método por los resultados a corto plazo, sin preocuparnos demasiado por los procesos que tienen lugar en nuestro organismo, ni por los efectos a largo plazo. Es comprensible que cuando una persona cuando se encuentra mal lo que quiere es poner fin a su dolencia y salir cuanto antes de esa situación, pero no debemos hacerlo a cualquier precio.

 El arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza.

No somos conscientes de que la naturopatía actúa frente a la enfermedad desde el punto de vista de la salud, no como medio de combatirla. Esto es debido a que se considera al organismo como una unidad a la que hay que potenciar y ayudar en su lucha por recuperarse. Aunque el foco agudo aparezca localizado en un determinado sistema o zona, repercute de una forma general en el enfermo.

Este planteamiento es válido también para las enfermedades contagiosas, puesto que la enfermedad sólo se desarrolla en un terreno frágil. Se parte de que las causas de enfermedad sólo lo son por su relación con el organismo y no porque en sí mismas sean origen de diferentes patologías

Por otra parte, normalmente se tiende a pensar que se está curado cuando se eliminan todos los síntomas, cuando realmente sólo indica que hay algo que estamos haciendo mal y que tenemos que cambiar hábitos erróneos.

Un tratamiento de fondo es más importante que conseguir alivio sintomático.

 El arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza.

Una dolencia local puede ser la consecuencia de un trastorno generalizado. Como ejemplo de lo dicho se puede considerar que en el caso de un eccema no suele bastar con dar una crema para eliminar los síntomas, es necesario en primer lugar una buena depuración del organismo para que no vuelva a manifestarse en ningún otro sitio y bajo ninguna otra forma.

Todo lo dicho hasta ahora no se queda solamente aquí, llevado al extremo se puede considerar que en el hombre están influyendo para bien y para mal, su conducta, sus emociones, su interpretación de los acontecimientos diarios.

En definitiva, se debe considerar también la interconexión entre la mente y el cuerpo, que como ya sabemos es causa de numerosos conflictos y origen de enfermedades.

El arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro