MEDICINAS ALTERNATIVAS » Medicina Ayurvédica

El uso del Neem

Las propiedades terapéuticas del árbol del Neem son numerosas y se conocen desde épocas remotas. Mucho antes de que la civilización occidental descubriera las cualidades analgésicas del árbol del sauce, del que proviene la aspirina, los fitoterapeutas de la India antigua ya habían documentado, en las escrituras sánscritas más tempranas, las aplicaciones del neem.

La literatura ayurvédica está repleta de referencias a la eficacia del neem. El "Report of indigenous drugs" de Madras y la Materia Médica Ayurvédica y Unani atribuye al neem propiedades para curar, entre otras patologías, la lepra, la malaria, diabetes, úlcera, eczema...

En un artículo del Corriere / Scienza se afirma que "es casi un misterio las dotes potenciales bactericidas y antivirales de algunos extractos de hojas y de la semilla del neem; desde hace poco se ha comenzado a indagar también sobre la peculiaridad de componentes derivados de sus frutos: algunas de las características específicas anti-inflamatorias similares a la aspirina y a otras capaces de proteger contra la úlcera y los eczemas, se perfila una evidencia directa: que el aceite del neem, obtenido de la extracción mediante prensado de la semilla, es un fuerte espermicida natural. En particular el extracto de neem tienen un increíble poder bactericida y fungicida"...

Para uso interno, el extracto de neem está indicado contra la úlcera gastro-duodenal, hiperglucemia, parásitos intestinales, flemones y puede resultar de gran ayuda para disolver las tumoraciones.

Para uso externo, el extracto de neem se aplica sobre el cuerpo para todas las infecciones pruriginosas, hongos, eczemas, psoriasis, urticaria, etc.

Psoriasis: el aceite del neem es probablemente el mejor producto actualmente disponible para tratar la psoriasis. Además hidrata y protege la piel a la vez que ayuda a curar otras lesiones. Indicado en pieles secas, con escamas, irritadas.

Diabetes: con el aceite de neem en ayunas se consigue que los insulinodependientes puedan disminuir la dosis de insulina y, en algunos casos, que el páncreas se normalice y puedan prescindir de ésta. En diabéticos no insulinodependientes se están obteniendo resultados espectaculares, pues aunque el control de la alimentación sigue siendo importante, con el tratamiento del neem en gotas se consigue que la diabetes desaparezca en la mayoría de los casos.

Sida: El neem fortalece el sistema inmunológico. En pruebas de laboratorio, células humanas infectadas con VIH fueron tratadas con extracto de neem. La producción de proteínas virales disminuyó drásticamente.

Los doctores Upadhyay y Berre Sinousi (uno de los científicos que identificaron el virus del Sida) creen que el bloqueo que produce el neem en la producción de proteínas virales puede llegar a detener la enfermedad.

Cáncer: los polisacáridos (Limonoides) contenidos en el extracto del neem resultan muy eficaces en la reducción de los tumores y la disolución de éstos. Una empresa farmacéutica ha patentado una droga para tratar el cáncer con neem que está siendo masivamente utilizada en Japón.

Enfermedades del corazón: El neem previene el riesgo de padecer infartos. Evita la coagulación de la sangre (formación de trombos), reduce el colesterol, regula los latidos y también regula la presión arterial.

Enfermedades Periodentales: Recientemente, investigadores alemanes han demostrado que el extracto del neem previene la formación de caries, reduce los flemones y es muy eficaz en el tratamiento contra la piorrea. Sin embargo, estas propiedades ya eran conocidas en la India desde hace miles de años..

Úlceras: El aceite del neem reduce las molestias de la úlcera gástrica, curando lesiones y regulando el pH, evita flatulencias y proporciona digestiones ligeras.

Parásitos intestinales: también es muy eficaz contra éste tipo de problemas: parásitos, hongos o bacterias no deseadas. Al mismo tiempo es muy respetuoso con la flora intestinal.

Insecticida: el extracto del neem ha sido aprobado por la agencia de protección del medio ambiente de EE.UU. (EPA) para su uso en control de plagas, en cultivos para la obtención de alimentos. Se encontró que no era tóxico para hombres, animales e insectos auxiliares, protegiendo las cosechan con más eficacia que los 200 pesticidas más usados y costosos.

Sistema inmunológico: el estracto de neem se distingue por su concentración en polisacáridos para el inmunomodulador. Otros compuestos del neem refuerzan el sistema inmunológico por otras vías diferentes, el medio celular responde por inmunidad creando formas primitivas de defensa. La eficacia del uso terapéutico del neem está cada día más contrastada. En una clínica de Kenia, donde el neem forma parte de su farmacopea más habitual, se han logrado resultados sorprendentes. En ese país africano hay muy pocos hospitales y el acceso a las medicinas occidentales está muy limitado. Sin embargo existen buenos médicos y facultativos que utilizan todos los medios a su alcance para ayudar a la gente en su lucha contra las graves enfermedades que padecen.


Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro