SALUD » General

Diagnóstico y tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata

Diagnóstico:

El diagnóstico se realiza mediante
  • la clínica,
  • palpación prostática mediante tacto rectal,
  • visualización de la próstata mediante ecografia (ultrasonidos),
  • análisis de laboratorio para descartar afectación renal por la obstrucción,
  • a veces es necesario realizar estudios dinámicos del tracto urinario.

Tratamiento

Existen varias opciones terapéuticas, en relación con la importancia de la hipertrofia y su repercusión sobre el tracto urinario:

Medicación:

  • Inhibidores de los receptores alfa uno (Prazosin, etc.); de forma aislada son útiles en una proporción moderada de pacientes. Asociados a los siguientes son bastante eficaces.
  • Antagonistas adrenérgicos (de las hormonas sexuales masculinas), más utilizados en el Cáncer de Próstata, son útiles, pero reducen la líbido (el impulso sexual) y la función sexual, por lo que se reservan para casos concretos.
Cirugía:

Existen múltiples técnicas:
  • Desde la operación a cielo abierto, poco empleada actualmente, muy eficaz y con pocas secuelas funcionales, pero operación de cirugía mayor, con los riesgos propios de esta.
  • hasta las técnicas de resección transuretral (RTU), mediante la inserción de un tubo y la extirpación del tejido prostático mediante electrocoagulación, Laser o microondas, muy poco agresivas, pero que pueden producir secuelas en la esfera sexual,
  • pasando por la simple incisión de la glándula (sin eliminarla), procedimiento útil en pacientes jóvenes (con vida sexual activa) y con glándulas de pequeño tamaño.

Actividad

Todos los tratamientos, menos los antagonistas alfa uno, y habitaulamnete la incisión prostática, pueden provocar problemas en la esfera sexual.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro