DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Alimentos

El perejil, con fundamento

El perejil es la más útil de las hierbas aromáticas; su empleo en la cocina es muy variado, combinando perfectamente con la mayoría de nuestros platos, ya se trate de sopas, carnes, pescados, arroces, salsas frías o calientes. Además, tiene la ventaja de que lo podemos conseguir fresco durante todo el año.
El perejil es considerado un diurético que purifica la sangre y acelera la excreción de toxinas (sustancias producidas por algunas plantas, ciertos animales y bacterias patógenas que son altamente tóxicas para otros organismos vivos). Estimula el apetito, ayuda a la digestión y al metabolismo (suma de los procesos físicos y químicos por los que se produce y conserva la sustancia viva organizada).

Al perejil se le achaca también la propiedad de reducir el ritmo cardíaco (debido a su contenido en ácido fólico) y disminuye la presión sanguínea (contenido de potasio). Alivia los síntomas de la artritis y ayuda a promover la lactancia.

 El perejil contiene un aceite esencial denominado apiol que estimula considerablemente el riñón, tiene un alto contenido de vitaminas A y C y es una importante fuente de potasio.

Esta planta también tiene un alto contenido en histidina, un aminoácido para la reparación celular. Contiene calcio, hierro y magnesio.

Como observación, hay que tener en cuenta que debido a su contenido en apiol, que estimula las contracciones uterinas, por lo que no se recomienda su uso en las mujeres embarazadas.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro