CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza para tu Piel

Para terminar con el acné

Cuando las hormonas sexuales empiezan a circular por el cuerpo de un adolescente, las glándulas sebáceas empiezan a segregar grandes cantidades de grasa Si los poros están bien abiertos y la grasa es muy fluida sale al exterior fácilmente dejando una piel brillante, sin ningún otro problema.

Cuando la grasa es espesa y los poros no pueden dejarla salir por completo la grasa queda parcialmente atascada en la piel. Esto produce pequeños quistes cerrados y espinillas. Si no se empieza a tratar aparecerán granos y espinillas con pus, y se concentrarán toxinas del propio cuerpo al igual que contaminantes atmosféricos. Los granos más profundos provocarán cicatrices definitivas.  

La limpieza en cuanto aparezca el acné si lo deseas controlar a de ser constante. Debes limpiarte cuidadosamente a diario, ya que sino la grasa se acumulará en tu piel. Si haces esto y vacías las espinillas evitarás el desarrollo de los microbios y el acné no avanzará. Debes usar productos específicos para el acné de manera que tu piel no se reseque y no surja un efecto de rebote en las glándulas sebáceas.

Todos los días: lávate la cara con agua caliente y un jabón específico antes de ir a dormir. Aclara con agua fresca. Luego aplica y deja actuar durante toda la noche la crema desinfectante. Aclara la cara con agua tibia y después con agua fría, por la mañana. Seguidamente pasa un algodón con un tónico antiacneico. Sobre cada uno de los granos es conveniente que sé de un toque de corrector desinfectante.

Dos veces por semana: con tu limpiador habitual y una brocha suave realiza una limpieza con minuciosidad, preferiblemente por la noche. Aclara y sécalo sin frotar, presionando, con una toalla, y presiona los puntos negros con dos algodoncitos en las puntas de los dedos. Aplica un tónico desinfectante y la crema curativa para terminar.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro