UA

Leo-Capricornio se presenta dentro de la configuración de signos solares 6-8; y así aunque entre [email protected] existe una más que evidente atracción, también existe alguna que otra diferencia.

Su relación en el mundo laboral es esencialmente buena, bien sea como compañ[email protected] de trabajo o como [email protected] [email protected] en desarrollar un proyecto [email protected] Leo es quien marca los objetivos, de gran envergadura, eso por descontado, y de la dirección y supervisión de los mismos; Capricornio es quien se encarga de materializarlos.

En el terreno sentimental, su relación no es tan prometedora como en el caso anterior; sus formas de ser y sus deseos no son los mismos. Para el signo de Capricornio, tener una cuenta corriente con muchos números es indispensable; para el signo de Leo, esto no es en absoluto necesario. Otro punto de desencuentro es la tozudez que les caracteriza a [email protected]: si Leo se muestra [email protected] e incuestionable en sus decisiones, Capricornio le gana por una cabeza; todo lo que sea Leo, Capricornio lo es aún más. Precisamente por eso las discusiones que se darán con relativa frecuencia.

No obstante, [email protected] dos sienten una pulsión más que considerable por la otra persona; es de las pocas cosas en las que no les hace falta ponerse de acuerdo. Sólo con mirarse y… tralarí, tralará.

https://analytics.google.com/analytics/web/?authuser=0#/a19873651w39653599p39359059/admin/integrations/adsense/editor/MELVhoLOS4O55HAh2VocUA