¿Le gustaría que el camino de entrada a su garaje no desentonase con el resto de su jardín?¿No sabe cómo conseguir un césped lo suficientemente resistente como para que pueda pasar el coche sobre él?

 

A continuación les desvelamos los secretos de cómo construir un camino que además siga siendo una zona de disfrute en el jardín.

Primer paso: Nivelación del terreno

En primer lugar hay que revisar el estado del lugar. Si es demasiado plano el agua se estancará y se formarán charcas en el césped. Hay que conducir el agua cara a un sumidero que la lleve fuera de la parcela. Eliminar la inclinación no es demasiado difícil. Mídala con un nivel. Lo recomendable es dejar una inclinación de 1%. De ese modo, la pequeña pendiente no será pronunciada, aunque será lo suficientemente empinada como para que el agua no se estanque.

Si en esa parte del terreno no hay suficiente caída tendrá que cavar alguna tierra y pasarla a otra parte del jardín. En el punto más bajo del camino de entrada debe situar una arqueta y un sumidero que se pueden comprar ya hechos. El sumidero irá conectado a una tubería que se vaciará en la red pública.

camino-cesped

Segundo paso: Preparar el terreno

Para empezar excave un lecho de unos 20 cm de profundidad por donde tenga pensado trazar el camino. Rellene el lecho con unos 10 cm de gravilla. Rastríllela para alisarla y después tendrá que pasarle una placa compactadora. Como no es muy habitual tener este tipo de herramienta puede alquilarla en un establecimiento de alquiler de maquinaria. Utilice de nuevo un nivel para ver si la base del camino está perfectamente allanada y pase de nuevo la compactadora.

El material estrella del proyecto son unas rejillas de plástico duro especiales para el césped que se pueden comprar en tiendas especializadas. Las más adecuadas para esto han de ser ligeras y enlazarse unas con otras para que no queden espacios entre ellas.

Deberá medir la superficie que va a cubrir con la rejilla y recortarlas en caso de ser necesario, para que se adapten a la superficie. Es preferible colocar las rejillas a lo ancho en lugar de hacerlo longitudinalmente. Déjelas caer con cuidado sobre el terreno para que no estropeen la superficie que ha preparado y rellene las celdas con arena gruesa mezclada con tierra y vuelva a pasar la compactadora para que la superficie quede lisa y firme.

Las plantas

No se deje llevar por el impulso inicial de querer verlo todo verde y no plante demasiadas plantas. Déjeles espacio para que crezcan. Las mejores plantas para este tipo de proyecto han de ser resistentes, de bajo mantenimiento, que puedan soportar el paso de vehículos cerca. Una buena elección son árboles de sombra, arbustos y plantas de hoja perenne como la Coleonema pulchrum, el Viburmun tinus y la Pyrus calleryana.

 

Tercer paso: El sistema de irrigación

Para la instalación de la irrigación un buen concepto a tener en cuenta es el de hidrozonas, que es distribuir la vegetación en función a las necesidades de riego que pueda tener. Se pueden instalar válvulas separadas que controlen cada parte del terreno, como puede ser el área del césped, la de los arbustos o la de los árboles. Esto permite ahorrar una cantidad considerable de agua si se instala un temporizador para cada una de las válvulas. Para planificar el ahorro se debe hacer un plano en función de la distribución de las plantas dependiendo del agua que necesitan.

 

Cuarto paso: El césped

Para este tipo de proyecto hay que escoger una variante de césped muy resistente que sea tolerante a la humedad y que no se dañe al conducir sobre ella. Lo más adecuado para esto es el tepe Bermuda, comprado en rollos. Antes de extenderlo, añada una capa delgada de polímero de suelos, que junto con un acondicionador que venden con los rollos de césped, absorberán el exceso de humedad y evitarán un que el césped se empape.

La mejor manera de colocar los rollos de hierba es ir sobreponiendo los bordes para que no quede ninguna ranura sin cubrir. Una vez que haya terminado de colocarlo es bueno pasarle un rodillo de agua, que también podrá alquilar. Con esto se consigue que los bordes queden ajustados y que el césped adquiera un aspecto más natural. El rodillo debe volver a pasarse al cabo de unos 12 días, cuando el césped comience a enraizar. Al cabo de dos semanas ya podrá pasar con el coche por su nuevo camino de entrada verde.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2015/08/camino-cesped-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 8) 4,88 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 39




Deja un comentario