En horas de la mañana carece de todo sentido intentar despertar a un hámster. Esta pequeña y agradable mascota duerme durante el día, después de pasar toda la noche dando vueltas en la rueda que usa para su distracción y ejercitación. Sin ella, el animal no tardará en engordar, mal que se debe evitar.

Durante el día saldrá de su jaula para comer las semillas de girasol que no deben faltar en el cuenco de comida, que debe lavarse cada vez que se cambie el alimento, lo que puede hacerse cada dos días, dependiendo del apetito del animal. Un complemento alimenticio no está demás. Le encanta roer trozos de pan duro, de manzana, melón y lechosa. También disfruta de las hojas de las semillas de alpiste, de la lechuga y de otras verduras, como la papa y el apio cocidas. Según los expertos, no debe dársele perejil, ni cebollín, ni otras hierbas usadas para aliñar.

Este animal se ha convertido en una mascota excelente para espacios reducidos. De poca exigencia, basta con mantener su jaula limpia, la cual no debe ser la misma que se usa para pájaros. Es ideal que tenga los barrotes horizontales pues le encanta trepar. Para evitar malos olores, debe colocarse en la base de ésta un periódico, que debe cambiarse todas las veces que sea necesario, y un trozo de papel absorbente en el recinto que le sirve de dormidero.

hamster
Durante la limpieza de la jaula, el animalito debe mantenerse en un sitio seguro, para evitar caídas que pueden resultar mortales. Tampoco es recomendable su manipulación por parte de niños pequeños. Suelen apretarlos demasiado, con lo cual es fácil que se ganen un mordisco. En caso de que ocurra, debe curarse la pequeña herida y enseñar al niño la manera de manipularlo, además de convencerlo de que nada mejor que dedicarse a la observación del roedor, que ya en horas de la tarde sale de su dormidero para acicalarse con el agua de la cual dispone para beber, que nunca debe faltar.

A la hora de comprar el roedor, es conveniente adquirir también la jaula, la cual deberá tener su rueda de ejercicios y, en lo posible, algún otro implemento para que el animal se distraiga. Hay recintos plásticos en el mercado, bastante costosos, de vivos colores, que cuentan con túneles y escaleras, por las cuales se mueve el roedor. Si el bolsillo lo permite, son ideales.

A la hora de buscar pareja debe saberse que a lo mejor no se caen bien, con lo que las peleas serán frecuentes, más aun si el espacio del que disponen es pequeño. Y aun así, la descendencia llegará pronto, pues no faltará la relación sexual, aún cuando no se toleren. Las crías nacen sin pelo y más rápido de lo que se piensa estarán jugueteando alrededor del dormidero. Es bueno sacar al macho de la jaula una vez que nazcan, ya que por razones de territorialidad no dudará en sacrificar a las crías.

Todo para el hámster

Alimentos inapropiados

Mucha zanahoria puede ocasionar trastornos en el hígado. La remolacha contiene azúcar por lo que no debe abusarse de ella y el chocolate puede ocasionar alteraciones en el intestino.

Es ideal

El hámster se adapta fácilmente al cautiverio siempre y cuando disponga del recinto adecuado.

Proteína animal

Las proteínas son importantes para el hámster, que no es un animal exclusivamente hervíboro. Las galletas para perros son una buena fuente de proteínas para este animal y le permiten hacer una de las cosas que más le gusta: roer. También puede dársele pequeños trozos de queso blanco, más bien suave. A las hembras en gestación o en lactancia se les puede suministrar un poquito de la yema de un huevo de gallina hervido.

Guardar

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/06/hamster-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 12) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 22




Deja un comentario