Veamos qué es

 

La empatía es la capacidad para comprender los sentimientos de los demás. Como sucede con la inteligencia, esta habilidad está más desarrollada en unas personas que en otras.

 

La educación es fundamental para su desarrollo, así, los niños que reciben poca atención emocional de sus padres acaban desarrollando una empatía torpe, mientras que los que reciben malos tratos y abusos emocionales pueden llegar a desarrollar una excesiva hipersensibilidad y dependencia hacia los sentimientos ajenos, que puede convertirse en destructiva o autodestructiva.

empatia

Y como también sucede con la inteligencia, existen diferentes tipos de empatía, que pueden clasificarse en cuatro:

Imaginativa.

Es la tendencia a identificarse con personajes de ficción o de las historias que cuentan los demás. Se trata de personas sensibles y muy imaginativas, que se emocionan fácilmente con películas, obras de teatro, novelas, etc.

Realista.

Es la capacidad para ponerse en el lugar del otro sin dejarse arrastrar por las emociones. Son personas que pueden observar situaciones reales de la vida cotidiana desde el punto de vista de otro sin tener por ello una respuesta afectiva, y son capaces de controlarse muy bien a si mismos y a sus respuestas emocionales.

Afectiva.

Es la de las personas que tienden a preocuparse más por lo demás que por sí mismas. Se trata de individuos con una emotividad, un sentido de la compasión y un cariño por los demás muy grandes.

Reactiva.

Las personas con este tipo de empatía manifiestan sentimientos de ansiedad y malestar al observar experiencias negativas sucedidas a otras personas. Son personas que pueden llegar a perder el control ante situaciones de sentimiento ajeno, y que, precisamente por ello, tienden a evitarlas.

 

Guardar

Guardar

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2017/11/empatia-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 6) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 50




Deja un comentario