Los espárragos pueden ser verdes o blancos según hayan sido, o no, expuestos al sol durante su crecimiento.

Los encontramos durante la primavera y hasta la mediados del verano, aunque actualmente se consiguen congelados y en conservas de excelente calidad.

Los extremos deben tener los brotes cerrados, el tallo cuanto más ancho mejor ya que será más tierno al cocinarse. La mejor parte son los primeros 15 cm desde el brote, si los consigues más largos te recomendamos pelar la base con un pelador de patatas para que queden tiernos al cocinarse.

esparragos-verdes

Cómo cocinar los espárragos:

Se pueden cocinar de varias maneras, al vapor durante 10 a 15 minutos aproximadamente hasta que estén tiernos, hervidos, salteados con manteca, o en el microondas colocándolos en una bandeja apropiada con las puntas hacia el centro formando rayos, luego se agrega 1/2 taza de agua y se cocinan en máximo durante 7 a 10 minutos de acuerdo al tamaño y la potencia del microondas (para controlarlo revisa durante la mitad de la cocción). Luego pueden agregarse a ensaladas, tortillas, tartas o bandejas como snack.

Se recomienda utilizarlos al comprarlos, pero se pueden almacenar en el refrigerador hasta 5 días.

asparagus

Información nutricional

  • Porción: 5 unidades (150 g)
  • Calorías: 20 (Calorías procedentes de materia grasa: 0)
  • Grasa: 0 mg
  • Colesterol: 0 mg
  • Sodio: 5 mg
  • Carbohidratos: 3 g
  • Fibra: 3 g
  • Proteínas: 3 g
  • Calcio: 33 mg
  • Hierro: 1.5 mg
  • Fósforo: 90 mg
  • Potasio: 400 mg
  • Niacina: 2.25 mg
  • Vit. B1: 0.25 mg
  • Vit. B2: 0.3 mg
  • Vit. A: 1200 UI
  • Vit. C: 40 mg
  • Ac. Fólico: 240 mcg

Además de mejorar la presentación de cualquier plato por su elegancia y distinción, los espárragos aportan a nuestra alimentación una valiosa fuente de vitaminas, minerales y nutrientes. Bajos en calorías, no contienen grasas y son una buena fuente de fibra vegetal, la que mejora el tránsito intestinal y podría reducir el riesgo de padecer enfermedades del intestino.

Es una excelente fuente de Ac. Fólico, fundamental en la alimentación diaria y en la dieta de las embarazadas, ya que una porción aporta el 60% de la dosis recomendada al día. Esto, junto a la gran cantidad de fibra y a su acción diurética lo hacen una comida ideal para las embarazadas y las personas de la tercera edad que suelen retener líquidos y sufrir estreñimiento.

Los espárragos son ricos en rutina, un componente que fortifica las paredes de los vasos sanguíneos reduciendo el riesgo a padecer várices y pequeñas hemorragias debidas a la fragilidad capilar.

Se encontró en ellos la concentración de glutatión más alta dentro gran cantidad de vegetales estudiados. Este, es un poderoso antioxidante y agente anticancerígeno.

Por la presencia de un componente derifado del azufre, es común que después de consumir espárragos la orina tenga olor fuerte. Esto no tiene ningún tipo de consecuencias ni riesgos.

Son ideales para llevar en un recipiente hermético a la oficina, rociados con jugo de limón y comer cuando te de hambre.

Cómo congelar los espárragos:

Lavarlos bien, cortar las bases de los tallos y dejarlos de 15 cm de largo. Separar de acuerdo al grosor.

Blanquearlos introduciéndolos en agua hirviendo durante 2 a 4 minutos (de acuerdo al grosor), o en el microondas durante 1 a 2 minutos en un recipiente con 2 cucharadas de agua. Al terminar la cocción introducir inmediatamente en un bol con agua helada, retirar, secar muy bien y llevar al congelador en una bolsa apropiada o un recipiente hermético retirando todo el aire. Se mantienen durante 8 meses.

Para utilizar, sin descongelar cocinar al vapor por aproximadamente 15 minutos o en el microondas durante 8 a 10 minutos en máximo. Consumir inmediatamente. No volver a congelar.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2015/03/asparagus-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 14) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 5




Deja un comentario