Cambiando de color tu ropa

 

Hay alternativas para no cambiar de ropa ni gastarte dinero en ir de compras. ¿Qué te parece si la tiñes de otro color? Fácil y mucho más barato, sin duda. Eso sí, tienes que saber cómo hacerlo para no estropearla.

 

El proceso de teñir cualquier prenda no tiene vuelta atrás. Así que ya sabes, olvídate del color negro y trasforma tu propia ropa a tu imagen y semejanza.

Antes de comenzar con la «operación cambio absoluto», tienes que tener en cuenta unos conocimientos básicos para no meter la pata. Con la seda y la lana tienes que poner especial cuidado. Acuérdate de tenerlos menos tiempo metidos en el agua caliente. Son tejidos muy sensibles y un tinte podría dañarlos si no sabes tratarlos bien. Además, debes quitar todas las hebillas y botones metálicos que pueda tener la prenda.

Antes de pasar por este proceso, conviene decolorar antes. Así, los tonos quedarán más naturales y evitarás que el resultado de la mezcla de los mismos produzca un color que no te gusta.

Para quitar el color original a las prendas

  1. Prepara un recipiente metálico e inoxidable con agua tibia y échale el decolorante. Remuévelo muy bien y después mete la ropa que desees teñir.
  2. Pon el recipiente al fuego y déjalo hasta que rompa a hervir (una media hora). Mientras, dale vueltas con una cuchara de madera grande, constantemente.
  3. Posteriormente deja que la ropa se vaya enfriando y lávala bien para después teñirla.

El primer paso ya está conseguido, ahora, prepárate para el cambio de color.

teñir ropa

Cómo teñir la ropa

Tienes que tener claras varias cosas antes de iniciar el proceso. Existen diferentes tipos de tintes y diferentes maneras de usarlos: en agua fría, en agua caliente, a mano o en lavadora.

Normalmente la lavadora se utiliza para prendas muy grandes como sábanas, toallas, mantas, etc. Recuerda meterlas sin doblar y humedecerlas antes. La temperatura tiene que ser de unos 60º para que el color quede bien. Tienes que introducir el tinte y un kilo de sal, más o menos, entre las perforaciones del tambor. Pon la máquina en funcionamiento y, cuando acabe el programa, vuelve a ponerlo de nuevo pero esta vez con detergente, a la temperatura máxima que la ropa soporte y así saldrán los restos del producto tanto de la prenda como de la propia lavadora.

Tienes de agua caliente o fría. Los más utilizados son los de agua caliente. Se aplican con agua y sal diluida. Pon un recipiente con la mezcla del tinte y el agua al fuego. Sumerge la ropa y deja que el líquido empiece a hervir. Este procedimiento se usa para fibras naturales (algodón, hilo, seda,..) y nailon.

Si usas tintes de agua fría, tienes que disolver la pastilla o polvos en agua caliente (con la del grifo servirá). Luego añade el fijador del color y sal. Si la prenda es de lana, no utilices ni fijador ni sal, sino vinagre. Lee bien las instrucciones y déjalo reposar el tiempo que indique el prospecto.

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2020/03/Ropa-cambio-colores-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 5




Deja un comentario