La hinchazón abdominal es un trastorno digestivo muy habitual que provoca una sensación de vientre hinchado o inflamado.

 

Según los últimos informes, en torno a un 16-30 % de personas experimentan hinchazón abdominal con frecuencia.

Si ese es tu caso, aprende a ganarle la batalla a esta molesta dolencia con estos 10 prácticos consejos.

hinchazon-abdominalLa hinchazón abdominal o distensión abdominal se produce cuando el vientre se hincha después de una comida y suele estar provocado por un exceso de gas o un cambio en el movimiento de los músculos que intervienen en la digestión.

Otras personas experimentan hinchazón abdominal debido a un aumento de la sensibilidad, es decir, sienten que tienen el vientre hinchado cuando no lo está.

Normalmente, la causa principal de esta afección tiene su origen en la alimentación, pero también puede existir una enfermedad grave subyacente.

Entre los síntomas más comunes de la hinchazón abdominal se incluyen dolor, vientre abultado, incomodidad o malestar y sensación de empacho o pesadez.

 

¿Cómo puedes reducir fácilmente la hinchazón abdominal?

 

  1. Excluye intolerancias o alergias a alimentos

Una de las consecuencias de sufrir intolerancia o alergia a ciertos alimentos es la producción excesiva de gas o vientre hinchado.

El trigo, el gluten, la lactosa, los huevos o la fructosa son algunos ejemplos de alimentos e ingredientes que suelen causar reacciones alérgicas o intolerancias en muchas personas.

Comienza por evitar el consumo de productos con estos componentes y valora si puedes ser intolerante a alguno de ellos.

  1. Limita el consumo de alimentos que causan gases

Por norma general, los alimentos con fibra suelen causar un exceso de gases en el organismo: cereales integrales, legumbres como las judías o los garbanzos… Asimismo, los alimentos grasos también pueden contribuir a una mayor producción de gases.

Si quieres identificar cuáles te causan hinchazón, llevar un control de los alimentos que consumes te ayudará a reconocerlos.

  1. Evita tragar aire y gases

Un exceso de gases en el organismo puede producirse por la ingesta de determinados alimentos o por el aire que tragamos cuando comemos o bebemos.

Evita tomar bebidas gaseosas, beber con pajita, masticar chicles o comer rápido o mientras hablas.

  1. No comas mucho de una sola vez

Cuando comemos mucha cantidad en una sola comida solemos sentir que nuestro vientre está hinchado.

Sin embargo, algunas personas propensas a tener hinchazón abdominal no presentan un abdomen abultado ni sienten más presión en esa zona, por lo que puede ser útil reducir las raciones de comida.

  1. Evita a toda costa el estreñimiento

Las personas que padecen estreñimiento con frecuencia son más proclives a tener hinchazón abdominal.

Aunque la forma más efectiva de combatir el estreñimiento es tomar fibra soluble, descarta esta opción ya que solo empeoraría la hinchazón. En su lugar, elige suplementos de magnesio o practica más ejercicio.

  1. Cuidado con los polialcoholes

Los polialcoholes son un ingrediente muy común en chicles y alimentos libres de azúcar que pueden provocar problemas digestivos si se abusa de su consumo.

Algunos ejemplos de polialcoholes que debes evitar son el xilitol, el sorbitol y el manitol.

  1. Prueba con suplementos de enzimas digestivas

Los suplementos de lactasa o beano ayudan a descomponer los carbohidratos no digeribles que se encuentran en algunos alimentos y que contribuyen a la hinchazón abdominal.

  1. Empieza una dieta baja en FODMAP

Los FODMAP son un tipo de carbohidratos no digeribles que han sido asociados con un mayor riesgo de sufrir distensión abdominal, principalmente en pacientes con síndrome del intestino irritable (SII).

Al parecer, limitar el consumo de FODMAP puede reducir considerablemente la hinchazón abdominal.

Dicho esto, evita alimentos tales como el ajo, la coliflor, las peras, las manzanas, la cebolla o las judías.

  1. Toma probióticos

Algunos estudios científicos han sugerido que los suplementos de probióticos pueden disminuir la producción de gas y, por lo tanto, disminuir el riesgo de sufrir hinchazón abdominal.

  1. Consume aceite de menta

El aceite de menta posee efectos parecidos a los causados por los fármacos antiespasmódicos, un tipo de medicamento que reduce los espasmos musculares y contribuye a mejorar la hinchazón abdominal.

Normalmente, estos consejos deberían ayudarte a reducir notablemente la hinchazón. No obstante, si no notas resultados, es recomendable que acudas a un médico.

Por Nutrición Sin Más

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2016/03/hinchazon-abdominal-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 12) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 35




Deja un comentario