Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Belleza: Dientes sanos y blancos

Aliento fresco
Preparar una infusión con 85 gramos de poleo, 10 de romero y una bolsita de manzanilla. Enjuagar la boca con esta infusión después de cada limpieza de dientes.

Mal aliento
Contra el mal aliento, masticar hojas de perejil. Después es posible masticar hojas de menta para tener un aliento más fresco.

Dientes blancos
Cepillarlos con tomillo
Frotar la dentadura con ralladura de limón, puesta en el cepillo de dientes.
Cepillar los dientes con bicarbonato.

Blanquear dientes
Se empapa un algodón con agua oxigenada, y se frotan los dientes. Esta operación, deberá repetirse varios días. Los dientes quedarán blancos y brillantes.

Blanqueado por láser
El blanqueamiento por láser es una técnica rápida que, si bien no supera los métodos clásicos de blanqueado dental basados en pasta, sí que permite unos resultados muy rápidos (hasta en una hora), y ahorra un buen número de visiones al dentista. Se trata de una técnica sencilla que se realiza en varios pasos:

Visita previa al odontólogo para que determine si hay alguna pieza defectuosa, compruebe la existencia de empastes y realice una limpieza si fuese necesario.

Aplicación ambulatoria de peróxido de carbamida. Se realiza un molde de la dentadura del paciente, y durante los tres días anteriores al tratamiento con láser, se aplica durante al menos tres horas una gota de peróxido de carbamida en cada diente. Se trata de una sustancia que blanquea ligeramente los dientes, ayudando a resaltar el resultado final.

Aplicación del láser y peróxido de hidrógeno, se realizan aproximadamente tres pases de láser en cada diente, de alrededor de 30 segundos, con una pasta de peróxido de hidrógeno, mucho más potente que la de carbamida. El odontólogo tiene que regular cuidadosamente la potencia para no penetrar en el interior del diente, pero al cabo de alrededor de una hora, la dentadura parece como nueva

Mentiras de las pastas blanqueadoras
Según un estudio del Colegio de Odontólogos británico, la mayoría de las pastas de dientes que se anuncian como “blanqueadoras” no tienen en realidad ningún efecto blanqueador ni nada que se le aproxime. De hecho, de la gran variedad de dentífricos examinados, solo dos demostraron capacidades de blanquear el esmalte.

Aún así, el obtuvo ha obtenido un dato positivo, y es que, contrariamente a lo que se cree, estas cremas “blanqueadoras” tienen exactamente el mismo efecto abrasivo que las que se presentan como no abrasivas, por lo que su peligro no es demasiado grande: no eliminan las manchas, pero al menos no las expanden y las tienen siempre en el mismo sitio. Motivo que, desde luego, no justifica su elevadísimo precio ni lo fraudulento de sus campañas publicitarias.

Detección eliminación placa dental
En los primeros momentos la placa dental es invisible, pero ante la continúa falta de higiene se va haciendo cada vez más espesa y aparente por la acumulación de restos alimenticios. Para detectarla antes de que se haga tan evidente se puede recurrir a las tabletas o gotas de sustancias como la eritrosina o el mercurocromo. Mediante movimientos de la lengua, estas sustancias van impregnando y pigmentando los lugares donde se deposita la placa.

Un buen y frecuente cepillado de los dientes es el mejor método para eliminar la placa, y de todas las formas de cepillarse la mejor es colocar la parte activa del cepillo formando un ángulo de 45 grados con respecto al diente. Después se tienen que realizar movimientos vibratorios que hagan que los restos de los alimentos se vayan introduciendo entre las cerdas del cepillo.

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones