DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Dietas

¿Cómo cocinar para adelgazar?

No sólo importa lo que comemos, sino cómo elaboramos lo que comemos. Los métodos de cocinar son importantísimos. Son recomendables el horno, el grill o la parrilla para cocinar los asados, ya que reducen las grasas al mínimo. Un método para cocinar ideal desde el punto de vista dietético es hacerlo al vapor, ya que conserva la totalidad de las cualidades nutritivas de los alimentos. El vapor es perfecto para cocinar la verdura y el pescado. La olla a presión también es un mecanismo para cocinar con poca grasa y preservar los nutrientes. El microondas es una buena solución para cocinar los productos ricos en agua, grasa o azúcar, ya que los alimentos se cuecen en su jugo. También se puede cocinar con alcohol - vino o coñac - porque durante la cocción el alcohol y sus calorías se evaporan. En la medida de lo posible, se deben evitar los fritos, porque aportan demasiada grasa y son dañinos ya que favorecen el aumento del colesterol de la sangre.
Es importante también seleccionar bien los productos más saludables. Se deben comprar frescos y siempre de primera calidad. La alimentación es de las pocas cosas en las que no vale la pena ahorrar dinero - normalmente, acaba repercutiendo sobre nuestra salud - y las ofertas y promociones están pensadas sólo para colocar mercancía sobrante o de poca calidad.
Se recomienda consumir carbohidratos naturales porque tienen un índice glucémico inferior a los hidratos de carbono procesados. Por ejemplo, las patatas hervidas tienen un índice glucémico de 70, mientras el índice glucémico del preparado para hacer puré instantáneo es de 95. El aceite de oliva tiene ventajas para la salud, pero no conviene abusar de él. El problema con los aceites es que su calidad es cada vez peor. Algunos aceites que anuncian en la etiqueta que contienen grasa vegetal, no contienen aceite de girasol exclusivamente, sino que está mezclado con aceites de peor calidad, como el de palma.
A la hora de condimentar, es mejor usar hierbas aromáticas y condimentos naturales como el ajo, la cebolla, el perejil o el aceite de oliva virgen, que usar preparados de salsas industriales.
Las comidas se deben realizar, preferiblemente, en un horario regular. Es mejor comer fraccionadamente y a lo largo del día en pequeñas cantidades, que concentrar la comida en ocasiones puntuales.
Es importante recordar que los buenos cocineros evitan picar mientras cocinan, picar de aquí y de allá mientras se cocina es un hábito que conduce a la obesidad sin remedio, porque en realidad, "se come dos veces", una mientras se cocina la comida, y otra mientras se come en la mesa.


Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro