CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza El Maquillaje

¿Cómo puedo maquillarme para una fiesta o celebración y lucir perfecta?

Las celebraciones dan oportunidad a la mujer par verse más bonita. Unos cuantos cambios en la forma de aplicar el maquillaje pueden ayudarla.

Consejos generales
Ensaya cambios primero en la intimidad de tu recámara y trata de perfeccionarlos antes de aplicarlos para una ocasión real. Ve examinando los efectos de cada cambio a una luz artificial, como la que habrá en la fiesta a la que vas a asistir.

Domina la técnica del esfumado. En ninguna parte de tu maquillaje debe haber líneas divisorias. Todo debe estar aplicado de modo que un color se mezcle con el otro. Esfuma, esfuma, esfuma, incansablemente.

Aun en el maquillaje nocturno, persigue el aspecto natural. El maquillaje debe hacer que te veas más linda, no que te veas maquillada. Eso no quiere decir que busques un maquillaje “deslavado”.

Recuerda que las luces artificiales se comen buena parte del color. Tu maquillaje de fiesta debe tener la suficiente intensidad de colorido para contrarrestar ese efecto de la luz artificial, pero con un acabado tan perfecto que esa intensidad no se note. Parece una tarea imposible de lograr, pero con un poco de práctica descubrirás que no es tan difícil como parece.

Para la base de maquillaje
Ten a la mano, de ser posible, dos o tres tipos de base (líquida, compacta o semicompacta), todas en tonos lo más cercanos posible al de tu piel.

Vacía un poco de base en una mota de algodón y aplícala con ella, en forma de puntos, a la frente, la nariz, las mejillas y el mentón. Entonces usa una esponja ligeramente húmeda para extenderla sobre tu piel con movimientos descendentes.

Examina tu cuello. Con la misma esponja esfuma perfectamente el maquillaje bajo tu mandíbula, de tal modo que no haya líneas de separación.

Ten a la mano dos lápices correctores, uno más oscuro y otro más claro, para cincelar tus facciones. El claro hace resaltar y el oscuro hunde ciertas partes del rostro. Una vez aplicadas las correcciones, esfúmalas perfectamente con la esponja.

Para el polvo facial
En el maquillaje para la noche es indispensable el uso del polvo facial, que dé un acabado nítido a la apariencia. Selecciona un polvo facial translúcido, que resulte casi invisible.

Aplica siempre el polvo el la zona T (frente, nariz y mentón) para absorber el exceso de grasa que hay en ella. Si notas que tus mejillas también relucen aplica el polvo en todo el rostro.

Para los Ojos
Usa tres tonos de sombra: uno oscuro: (café o gris) para el pliegue del párpado; uno de color vivo o claro para la parte del párpado superior más cercana al ojo, y uno de reflejo metálico (dorado, bronce o plata) para la parte más elevada del párpado superior, bajo la punta exterior de la ceja.

Todos deben estar esfumados perfectamente.

Usa lápiz delineador en el mismo tono café o gris que empleaste en el pliegue del párpado. El negro es demasiado dramático, aún para el maquillaje de noche,

Aplica tres capas de máscara a tus pestañas superiores, y una sola a las inferiores. Antes de aplicar la máscara lava bien el cepillito, sécalo y vuelve a introducirlo en el envase. Así aplicarás máscara fresca, no la semicuajada que llena el cepillo mientras está cerrado en envase.

Termina con una buena atención a tus cejas. Recuerda que la moda es cejas naturales bien delineadas, con una clara separación en la parte superior de la nariz. No se estilan las cejas muy depiladas, ni tampoco las muy hirsutas.

Para las mejillas
Ten a la mano varios tonos de rubor y prueba cuál de ellos sienta mejor a tu rostro bajo el tipo de luz en que lo usarás. No te limites a los tonos rosa, prueba también tonalidades naranjas y coral.

Una buena técnica de aplicación: sonríe en una forma un poco exagerada y entonces aplica el rubor en tus carrillos, o sea, en la parte carnosa que tu gran sonrisa hará resaltar.

Los labios
Evita los tonos rosados, elige rojos naturales, muy intensos, no oscuros ni quemados.

Recuerda que ya no está de moda que se note el delineador alrededor de los labios. Puede usarse para dibujar perfectamente el contorno de la boca, pero debe ser del mismo tono del labial y quedar cubierto totalmente por éste.

Nota: Si quieres contactar y ser atendida/o por los mejores profesionales de la Estética y Belleza de tu País o lugar de Residencia. Clic Aquí.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro