CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza Los Cosméticos

La importancia del antiojeras

Lo esencial para que un maquillaje sea bonito es la luminosidad, los correctores de ojeras y otros tipos de cobertores son imprescindibles para hacer desparecer los defectos y resaltar lo mejor de un rostro, tal es la importancia de su función. Por el contrario, las bolsas y ojeras son los mayores enemigos de una cara porque muestran el cansancio.

Para aplicarte el corrector de ojeras:

  • En primer lugar debes ponerte el maquillaje de fondo, que ya sabes que debe ser del mismo tono de tu piel para que no se note la diferencia. Procura difuminarlo bien en la zona de la barbilla, llévalo hacia el cuello. La diferencia entre la zona de piel que hayas maquillado y la que no, tiene que ser imperceptible.
  • Una vez extendido el maquillaje base, aplícate en las ojeras una crema hidratante especial para el contorno de ojos. Esto se hace así para hidratar la zona y que el corrector de ojeras quede más fijado y menos seco. Extiende la crema a través de ligeros golpecitos con la yema de los dedos. Recuerda: ¡nunca presiones alrededor de los ojos porque esta piel es muy delicada y podrías "fabricarte" arrugas!. Los golpecitos digitales hay que hacerlos desde el extremo exterior del ojo hacia el lagrimal.
  • Ha llegado el momento de ponerte el antiojeras. A la hora de escoger el color de tu corrector piensa que debe ser uno o dos tonos más claro que el de la base de maquillaje, así conseguiremos el efecto de luminosidad.

Aplicamos el corrector de la misma manera que hemos puesto la crema hidratante (efectuando ligeros golpecitos con los dedos). Toma poca cantidad (así evitarás que se produzcan las antiestéticas rayas horizontales por "sobrecarga" de corrector) y extiende tapando las ojeras y difuminando.

Ten en cuenta que la función del corrector de ojeras es cubrir éstas y disimularlas, si pones mucha cantidad la piel no lo asimilará y se puede producir el efecto contrario, esto es, que las ojeras se destaquen por una sombra oscura.

Por lo tanto, lo primordial en un antiojeras es producir luminosidad (tono claro), ser hidratante (nunca seco) y que nosotras no abusemos de la cantidad que ponemos.

  • Ahora puedes pintarte los ojos como desees. Coloca la sombra, la línea delineadora y el rimel a tu gusto.
  • Por último, aplícate el maquillaje de color o el colorete en polvos.

Para que quede difuminado entre la zona clara de las ojeras y la parte más oscura del colorete:

En el primer caso, expande el maquillaje fluido de manera uniforme y difusa en la parte alta de las mejillas (bajo las ojeras).

Si usas polvos colorete, da un par de brochazos ligeros sobre las ojeras, así la diferencia entre el tono de tus mejillas y el del contorno de ojos se atenuará.

Un pequeño consejo, ponte un poco de cubreojeras en la frente, barbilla y mejillas para dar más luz a tu rostro.

En cuanto a lo que encontrarás en el mercado, has de saber que los correctores de ojeras se presentan en forma de líquido fluido o en barra (como los pintalabios). Por lo general, las cremas fluidas suelen ser más hidratantes que los tubos y son más recomendables para las pieles maduras, aunque ciertas personas consideran que las barras "tapan" más y, por tanto, corrigen mejor.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro