CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza para el Cabello

Cabellos de ángeles: Aprende a cuidar el cabello de tus hijos

Cabellos infantiles son más finos y delicados que los de los adultos y exigen cuidados especiales.

Mira las sugerencias de la dermatóloga Luciana Conrado, de la cuidad de São Paulo:

Lavados diarios:

Semáforo verde para los pequeños

El trajín deja a los pequeños extremamente transpirados. Por lo tanto, ve enfrente y lávale las cabecitas diariamente. Si el niño es tranquilo o no se ha ensuciado, le puedes hacer el lavado en día por medio. El Champú más de una vez al día, sólo si hace mucho calor o si el niño ha transpirado demasiado.

La elección del champú:

Los infantiles son la mejor opción

Los productos desarrollados para el público infantil son los más indicados, pues poseen una composición más suave y concentraciones más bajas de colorantes y fragancias que los champúes para adultos, lo cual reduce las chances de alergias en el cuero cabelludo de los niños.

Una vez es suficiente:

No le reapliques el champú

La reaplicación del champú, común entre adultos, no es necesaria en los niños. Es que ellos difícilmente tienen exceso de grasitud, ya que las glándulas sebáceas todavía no funcionan a pleno vapor. La segunda aplicación, por lo tanto, puede resecarles las hebras.

Para casos excepcionales, Soluciones especiales

Como siempre existen excepciones a la regla, están los niños con el funcionamiento anormal de las glándulas sebáceas que pueden sufrir de dermatitis seborreica, que se manifiesta como una costrita que puede ser removida con aceite de almendras o medicamentos a partir de ácido salicílico recetados por el médico.

¿Se le cayó en el ojo?

Enjuágalos abundantemente

Hasta las fórmulas infantiles pueden arrancar lágrimas si se caen directamente a los ojos de los pequeños. En este caso, lávaselos bien con agua corriente. No hay problema si el niño llora: las lágrimas ayudan a limpiar el globo ocular.

Crema desenredante:

Úsala apenas si es necesaria

Los nudillos son comunes en los niños, sobre todo en niñas con pelo largo. Para combatirlos, puedes recurrir a las cremas enjuagues, principalmente en el verano cuando las hebras están más expuestas a los agentes agresivos como sol, agua del mar o de la piscina. Vale la sugerencia también para los adultos: aplicarse la crema apenas en las puntitas.

Secado:

Evita peinarles los cabellos empapados

Después de lavarlos, sécale el cabello al niño con una toalla suave y péinaselos con un peine de dientes anchos o cepillo de cerdas suaves, desenredando las hebras despacito.

Aparatos eléctricos:

Úsalos con moderación

El secador debe ser usado en la temperatura media y puesto a 20 cm de distancia para no dañarle el pelo. Si fuera posible, sécaselos al aire libre.

Cuidados extras:

Útiles para cabellitos rebeldes

Cabellos enrulados piden cuidados adicionales. Como los niños todavía no soportan tratamientos demorados, la salida puede ser aplicándoles productos como la silicona que ayuda a retirar el erizado.

Peinados:

¡Vé con calma!

Puedes variarles el peinado usando tiaras, trenzas, colas de caballo, colitas o dejándolos sueltos. Evita atárselos diariamente, pues la tracción constante puede originar la alopecia traumática (caída de cabello localizada). Y no uses elásticos de esos sin protección pues le tiran el cabello.

¿Piojos?

Manténganse alejados de este bicho

Picazón y heridas en el cuello son manifestaciones de piojos, muy común en el verano. Este bichito se combate con lociones a base de permetrina o azufre precipitado (se usa durante 5 días y se repite el tratamiento después de 10 días o a criterio del médico). Durante este período, es preciso dejar las prendas de cama al sol (el calor espanta los piojo). Muchas veces no sirve tratar sólo al niño que puede ser recontaminada por los amigos.

Ojo con los pequeños:

Mantén los productos lejos del alcance infantil

Evita dejar los champúes, cremas enjuagues y otros productos cosméticos al alcance los pequeños, pues los colores calientes de los envases y aromas ricos son una invitación al paladar. En general, si ellos ingieren el producto, lo escupen enseguida, ya que no son sabrosos. Aunque la sustancia no termine en sus boquitas, el niño puede verter el contenido y arrojar tu dinero por la rejilla del baño.

Cabello de ángel: Aprende a cuidar el cabello de tus hijos

Nota: Si quieres contactar y ser atendida/o por los mejores profesionales de la Estética y Belleza de tu País o lugar de Residencia. Clic Aquí.

Cabello de ángel: Aprende a cuidar el cabello de tus hijos

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro