METAFISICA Y ESPIRITUALIDAD » Alquimia

De la Evocación Natural de los Cuerpos por sus Espíritus

- Ya en los primeros capítulos demostramos de qué manera los cuerpos perfectos pueden disolverse, en el agua de la piedra de los filósofos, y de qué manera pueden purificarse y solidificarse. Y pues sólo queda mostrar de qué manera podemos de cuerpos imperfectos extraer azufre natural, y hablar de la unión de ambos.

Así pues, en nombre de Cristo, Amén. Toma la cal de cualquier cuerpo que quieras y ponla en una botella que tenga un largo cuello, y cúbrela con agua de vida rectificada, que la sobrepase en cuatro dedos, y posteriormente pon encima cenizas, dejando que hierva todo por un día, y tras la ebullición ponlo junto a lodo caliente o a una estufa por un espacio de dos días naturales, para que mejor se asiente y puedan separarse las partes de materia sutiles de las gruesas por razón de su tamaño: hecha esta operación, extrae la botella inclinada, para que puedas extraer de ella con precaución el agua.

 De la Evocación Natural de los Cuerpos por sus Espíritus

Coloca este agua clara en una calabaza y cuídate de que no se enturbie, para lo cual inclinarás el vaso y taparás la calabaza de paredes de cobre con su tapón de cobre, y la pondrás junto a la estufa o a lodo tal como ya hiciste, bien tapada. Una vez realizada la evacuación, introduce más agua de propiedades similares a la primera, que llegue a una altura de cuatro dedos, tal como anteriormente, y hazla hervir en lodo, cuidándote de realizar tales operaciones hasta que todo cuerpo haya desalojado sus espíritus. Y si el agua se te acaba, toma la cucúrbita en que se hallan todas las sustancias licuadas y ponle encima el alambique, destilando agua a fuego lento, bien por medio del baño, hasta que aparezcan dos partes de sustancias licuadas.

Pon entonces parte de este agua sobre la materia sólida que hay en la botella, en la cantidad anterior, es decir cuatro dedos, y reitera las operaciones anteriores hasta que la tierra se evacue, hecho que así comprobarás: toma una porción de dicha tierra, sécala al Sol, y una vez seca pon la sobre una piedra abrasante; si surgiese humo, reitera las susodichas operaciones hasta que no apareciese más humo, y desde entonces conserva tus sustancias licuadas en un lugar húmedo y cálido, pues en él mejor se conservarán.

 De la Evocación Natural de los Cuerpos por sus Espíritus

Cuando hayas completado perfectamente estas operaciones, y hayas recibido el signo predicho, extrae de la botella tu materia acompañada de un poco de la susodicha agua; ponla en la cucúrbita y cúbrela con el alambique, para que la materia se deseque. Una vez seca, calcula su peso, y sabido éste conserva el agua de vida perfectamente rectificada en un vaso circulatorio, y ponle encima tres pesos, y de inmediato el alambique, que sellarás bien.

Una vez completada la destilación, evita que se enfríe, y, cuando veas que la tierra está seca, vuelve a poner el agua nueva a una temperatura similar de rectificación en relación con el peso antedicho, separa todas aquellas aguas que extrajiste de la tierra y ponlas en una botella bien cerrada; y repite todas estas operaciones hasta cuando veas la tierra reducirse a un polvo sutil e impalpable.

De la Evocación Natural de los Cuerpos por sus Espíritus

Magia Natural. Activada por medio del Arte Natural 
Composición. Se obtiene el Magisterio del Arte Natural 
Agua que calcina todos los cuerpos 
De la Calcinación Natural 
De la separación de la Cal y del Agua Calcinadora 
Del Fuego contra la Naturaleza 
De la Ocultación por los Filósofos de la Disolución de la Luna 
De la Congelación de los Licores de la Luna 
Del Elixir de Agua en Aceite 
Del Método para hacer Aceite de Luna 
De la Evocación Natural de los Cuerpos por sus Espíritus 
Del Desbordamiento del Mercurio 
Acontece la Operación de Carestía del Aceite de Luna

De la Evocación Natural de los Cuerpos por sus Espíritus

Etiquetas: -

Registros relacionados:

Digg it! Imprimir este registro