PSICOLOGÍA » Vida y Mente Sana

¿Cómo afrontar la ira propia y la ajena?

La mayoría de nosotros sentimos un profundo temor hacia la ira.

Así que cuando nos encontramos ante una situación que podría resultar violenta nuestro organismo reacciona y nos envía ciertas señales a través, por ejemplo, de un ritmo cardíaco más acelerado. Sin embargo, esta reacción instintiva resulta exagera en determinadas situaciones y llegar a controlarla puede resultar incluso sano.

La mejor forma para evitar ser víctima de la ira de los demás es tomar distancia y ver las cosas con toda la frialdad que nos sea posible.

Hay que analizarla, no alimentarla. Intente identificar la fuente del mal escuchando los reproches que la otra persona hace. La comprensión del motivo es una buena pista para actuar.

Pero, ojo. No confundamos comprensión con paternalismo.

Del mismo modo, cuando somos nosotros los que sentimos la ira, deberemos tratar de observar nuestro comportamiento como si fuese el de otro.

Hay personas a las que les funciona lo de respirar y contar hasta diez, pero añádale el análisis de la situación.

Si la cosa se pone muy mal recuerde que siempre tiene la opción de marcharse, que es una falta más fácil de reparar que cualquiera de las que cometamos instigados por la rabia.

Linea Separadora Psicólogos - Mente Sana Tnrelaciones

Nota: Si necesitas buscar, hablar o consultar con un Psicólogo en tu País o zona de Residencia, Clic Aquí.

Acudir al psicólogo es una manera para cuidarte y dedicarte atención, es como ir a un spa o darse un masaje, es un mensaje que te envías a través del cual te dices que te preocupas por ti y que eres importante. En la consulta tendrás tiempo solo para ti, para hablar de tus problemas, preocupaciones y/o sueños. El psicólogo no resuelve los problemas, te ayuda a encontrar la solución.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro