MODALES

Modales aparcando.

Resulta desagradable llegar puntual a una invitación y no encontrar donde dejar el coche. Es un motivo que puede poner de malhumor a tus invitados.

Por esto, si el lugar en el que vives presenta este problema, sabrás indudablemente cuáles son los momentos y los días más problemáticos y las posibles soluciones. Avísalo de antemano.

Un gesto de extrema cortesía, sobre todo en el caso de invitados de edad o que tengan dificultades de movimiento, consistiría en desalojar tu garage o tu espacio de aparcamiento, y dejar tu coche por una vez lejos de casa, para cederlo a estos invitados.

 Linea Separadora de Tnrelaciones

Llevas bastante rato dando vueltas inútilmente. Finalmente descubres un espacio, pero minúsculo. El esfuerzo que tienes que desarrollar para meter el coche en lugar tan reducido, sumado al nerviosismo que ya llevas por el tiempo perdido y las dificultades, te ha puesto de un humor de perros. ¡Si al menos consiguieras ampliar la plaza empujando...!.

Metes la marcha atrás, conectas con el coche vecino, das gas y, de repente, ¡cras! ruido de algo que se ha roto. Maldices mientras instintivamente confías en que lo roto pertenezca al coche de atrás, no al tuyo.

Acabas la maniobra, sales del coche y, con disimulo, pasas por el lugar del estallido. Le has roto el protector del intermitente al otro coche.

Con un suspiro de alivio, sales arreando. ¡Justo el modo de comportarse más inaceptable!

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro