DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Gastronomía y Alimentación

¿Qué usos tiene y qué es el agua de vida?

 

Uno de los de los lugares mas lindos de Francia es Alsacia. Entre bosques, montañas y praderas se dibuja una región plagada de pequeños viñedos, con fantásticos pueblitos medievales, rodeados de castillos y coloridas construcciones.

Allí la gastronomía es una de las más famosas de Francia. La tradición alemana y el refinamiento francés se combinan armoniosamente en un estilo de cocina robusto y sofisticado a la vez. Las presas de caza, el civet, el jabalí, la charcutería, el chucrut, el baeckeoffe (un contundente plato de carnes cocidas, embutidos y vegetales) se mezclan en las cartas de restaurantes con las preciadas trufas, las ancas de ranas, el foie gras, los escargots y el característico bouquet que dan a sus platos los famosos vinos de la región.

agua-de-vidaAlsacia es también la región donde se producen los famosos destilados de frutas, llamados "agua de vida", del francés eau de vie, bebidas espirituosas conocidas también como alcoholes blancos. Los más célebres son el de pera “Poire Williams” y el de ciruela “Mirabelle”. Y al igual que otros eau de vie como el renombrado Calvados (un destilado de sidra de manzana, típico de la región de Normandía), la grappa italiana o el mismo pisco (ambos, en diferente forma, destilados de uva), son famosos por llevar en su esencia el sabor y condensado aroma de la fruta de la cual fueron extraídos.

El origen de los eau de vie se remonta a los árabes, quienes desarrollaron las técnicas de destilación. Al principio, al producto de destilación de frutas u otros compuestos fermentados, lo llamaron acqua vitae o acqua ardens, (agua de fuego o aguardiente), ya que lo consideraban elixir de vida, capaz de curar cualquier dolencia.

En Francia apareció el glamoroso coñac, un destilado de vino, de cepas específicas de la región de Charente y envejecido posteriormente en barricas de roble. Los franceses se lo vendieron a los holandeses, quienes lo bautizaron como brandewijin (vino quemado), y los ingleses lo transformaron en “brandy” (palabra usada genéricamente para designar a todos estos alcoholes). Los españoles produjeron lo propio con el nombre de jerez, utilizando cepas de vino específicas y diferentes métodos de envejecimiento.

En Irlanda y en Escocia apareció el usice beahtadh (agua de vida) obtenido por destilación de cereales fermentados. Con el tiempo la palabra derivó en whisky y se comenzó a producir en distintas partes del mundo (en Estados Unidos se le conoce como bourbon), siendo el más valorado el que se produce en Escocia, por las particularidades de sus materias primas.

Un buen eau de vie es ante todo un excelente digestivo, pero son utilizados también en la alta cocina para la maceración de las carnes más finas y la elaboración de delicadas salsas y postres. Un buen eau de vie debe paladearse, degustarse, tomarse con la debida solemnidad, relajo y armonía que brinda una buena conversación o una distendida sobremesa.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro