ADOLESCENTES » Salud

Una amistad realmente peligrosa

Con la adolescencia llegan también las salidas, las fiestas,... e, irremediablemente, el primer contacto con el alcohol. Las irresistibles ganas de descubrir nuevas sensaciones y la necesidad de ser aceptado por los miembros del grupo pueden llevar a tu hijo o hija a introducirse en las peligrosas fauces del lobo.

En el siguiente artículo, encontrarás las principales razones que pueden arrojarles a los traicioneros brazos de la bebida y la manera en que debes actuar como madre o padre para evitar que lo que ha empezado como un juego, se convierta en una pesadilla.

¿Por qué?

Tu hijo/a puede empezar a beber alcohol por muy diversas razones. La etapa por la que está pasando es, como sabes, muy delicada. No encuentra su lugar en el mundo y camina desorientado/a. Esto hace que necesite aferrarse con todas sus fuerzas a aquellas cosas que le hagan sentir un poco más seguro/a de sí mismo/a.

 

amistades peligrosas
 

 

  • Para los adolescentes, el alcohol es una vía de escape que les ayuda a desinhibirse y a olvidar, por unos instantes, todas sus dudas y complejos.
  • Beber les hace sentir mayores e importantes de cara a los demás chicos y chicas del grupo. Además, como todos lo hacen,... quedarían fatal con los amigos y amigas si dice que no.
  • Al tomar alcohol, se convierten en las personas más alegres y divertidas del mundo. Cuando tienen una copa en la mano, creen convertirse en verdaderos héroes y heroínas. La clave es destacar.
  • Buscan, además, dejar de pensar en todas las preocupaciones de la vida cotidiana, como la escuela y los conflictos con los padres.


¿Qué puedes hacer para evitarlo?

Para que tu hijo/a entienda que aferrarse al alcohol no le está ayudando absolutamente en nada, tú tienes mucho que decir.

Lo primero que debes hacer es hablar claro con él o ella sobre los innumerables peligros que trae consigo el alcohol. Recuerda que las prohibiciones y los gritos no arreglan nada. Si no quieres que se agraven las cosas, da consejos sin imponer tu criterio por la fuerza. Que llegue a comprender será tu mejor arma.

Hazle entender que puede ser una persona muy divertida y ligar mucho sin necesidad de tomar una copa.

Es importante que tengan en cuenta que, por mucho que los demás lo hagan, no tiene porqué sentirse obligado/a a seguirles el juego. Si sus compañeros y compañeras le rechazan por no beber, no serán tan buenos amigos como cree.

Y, ante todo, predica con el ejemplo y nunca bebas en su presencia. ¿De qué te va a servir que intentes hacerle entrar en razón si tú haces todo lo contrario de lo que dices?

Si dialogas con tu hijo/a y le dejas las cosas bien claras, te lo agradecerá. Verás como todo va mucho mejo
r.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro