SALUD » Medicina preventiva

La radiación ultravioleta

 

¿Cegado por el sol?



Hoy en día ya todos sabemos que la radiación UV puede causar daños a la piel y causar la aparición de pecas o arrugas. La luz UV puede también actuar negativamente y a corto plazo sobre la visión.

 

¿Cómo daña la radiación UV los ojos?

 

En el rango ultravioleta los rayos solares son diferenciados en dos tipos: la radiación UVA y la radiación UVB. Ambas son peligrosas para los ojos y la piel.

La radiación UVB es la que causa la eritema solar (quemadura por el sol). Esta daña las capas superiores de la piel, la epidermis y pueden igualmente dañar los ojos.

Los rayos UVA ingresan más profundamente en la epidermis y son los responsables por el color bronceado de la piel. Además estos rayos pueden dañar el colágeno de nuestra piel y causar arrugas.
   

 rayos uva

¿Por qué estos rayos son tan peligrosos?

 

Los estudios han mostrado que la acción regular de la radiación UVB y UVA sobre los ojos podría ser la causa de la aparición de cataratas, la degeneración de la mácula y otras enfermedades oculares. En estos tiempos las cataratas y la degeneración de la mácula representan las enfermedades del ojo más difundidas que los oftalmólogos tratan.

La “American Medical Association” ha determinado que la más mínima exposición a la radiación solar puede elevar el riesgo de enfermarse de cataratas. Una catarata surge cuando el cristalino empieza a opacarse y por consiguiente la visión empieza a deteriorarse. La radiación UVB es una de las causas de la aparición de cataratas.

La degeneración macular es una enfermedad del ojo en cuyo transcurso la mácula (también denominada "mancha amarilla") queda dañada y la visión central aguda, importante para la lectura y el reconocimiento de los finos detalles, puede perderse.

Es muy importante proteger a los niños de la radiación UV. Más de la mitad del tiempo que pasamos en el sol en toda nuestra vida sucede antes de cumplir los 16 años.

 

¿Cómo podemos proteger nuestros ojos del sol?

 

Porte siempre gafas de sol cuando permanezca fuera, así haya sol o llueva.

Adquiera sólo gafas de sol que tengan protección contra los rayos ultravioleta. La protección contra los rayos ultravioleta no tiene relación alguna con la oscuridad de los cristales. Si fuese posible compre gafas con 100% de protección UV.

Incluso en los días nublados se recomienda portar gafas de sol ya que los rayos solares actúan durante todo el día.

Existen lentes de contacto especiales con un alto porcentaje de protección contra la radiación solar. Pregunte a su oftalmólogo si sus lentes de contacto pueden bloquear la radiación dañina. Además de las lentes de contacto porte gafas de sol ya que la mayor parte de lentes de contacto no protegen de los rayos UVB ni de los rayos UVA.

Protéjase bien del cegamiento en la nieve cuando se encuentre en la pista de esquí.

Si desea permanecer por largo tiempo al aire libre, en el sol, no sólo debe portar unas buenas gafas de sol, sino también un sombrero para proteger su cara y sus ojos.

Si usted está expuesto a una radiación UV intensa en su trabajo, utilice todo el tiempo gafas de protección.

Es muy recomendable que los niños porten siempre gafas de sol cuando juegan en el sol. La radiación solar actúa negativamente desde temprana edad.

Etiquetas: -

Registros relacionados:

Digg it! Imprimir este registro