SALUD » Bucodental

Odontología preventiva: Perder los dientes

Los dientes se pierden fundamentalmente por dos causas: la caries y la enfermedad periodontal, vulgarmente piorrea.

La caries es básicamente un agujero que se hace en un diente y que al crecer lo va destruyendo.

La piorrea es una enfermedad de las encías que consiste en la perdida del hueso en el que se clavan los dientes, de modo que estos se van quedando descarnados, se empiezan a mover y finalmente se caen. Ambos procesos están causados por bacterias.

La caries

La boca es una cavidad de nuestro organismo habitada por microbios.

Igual que en el intestino o sobre nuestra piel, es normal que vivan en nosotros bacterias.

 Odontología preventiva: Perder los dientes

Las que viven en la boca lo hacen en forma de placa bacteriana. Es una especie de barrillo blanco que fácilmente podemos observar sobre nuestros dientes si no nos cepillamos unos días.

Esta pasta pegajosa es lo que les sirve a los microbios de nuestra boca para que los alimentos o la saliva no los arrastren hacia el estómago.

En la placa bacteriana hay muchas especies de bacterias, muchas de ellas son en sí mismas inocuas.

Pero una tiene la peculiaridad de transformar el azúcar en ácido.

De modo que cuando tomamos algún alimento que contenga azúcar, inmediatamente la placa se acidifica, es decir, se empapa de ácido. Se comporta como un algodoncito mojado en ácido que aplicamos sobre un diente. De este modo, se descalcifica el esmalte y se forma la caries.

La piorrea

 Odontología preventiva: Perder los dientes

La pérdida de hueso en la piorrea es un proceso más complejo. En este caso el contacto de los gérmenes con la encía desencadena una serie de reacciones anómalas, programadas genéticamente y que sólo afectan a las personas que tienen esta predisposición (Cuidado porque son un porcentaje muy elevado de la población). Estas reacciones tienen como resultado final la destrucción del hueso de la encía.

En los dos casos, la placa bacteriana es directamente responsable de la enfermedad.

Parece lógico que nos plateemos la manera de eliminar esta placa para que no se produzcan caries ni piorrea.

Y no es tan sencillo como parece porque la placa se comporta como el polvo en las casas, es decir, se introduce por todos los rincones. Tenemos una película de placa bacteriana entre los dientes, lugar que sólo es accesible si usamos el hilo de seda dental, por ejemplo. La eliminación de la placa de todos los rincones de la boca excede lo que podríamos considerar una higiene normal.

Pero se puede llegar a conseguir, con el control y la enseñanza del dentista, en este caso especialmente con una colaboradora importante: la higienista dental.

Odontología preventiva: Perder los dientes

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro