SALUD » Terapias Alternativas

Cromoterapia

La importancia de los colores es tan grande, que se ha estudiado su influencia en nuestra vida.

El color que nos rodea, el color que preferimos, influye en nuestras vidas. Los colores los podemos clasificar en: fríos y cálidos. Los colores fríos son los azules y verdes. Los cálidos los rojos y amarillos.

También los podemos clasificar en: primarios y secundarios. Los primarios son: amarillo, azul y rojo. Los secundarios son las combinaciones de los primarios.

LA LUZ:

La luz es una energía radiante. Gracias a su fuerza, su forma y sus vibraciones se manifiesta el Universo visible. Los antiguos enseñaban que el Universo había sido creado a partir de un fuego cósmico primordial: la Gran Luz blanca, radiante emanación de lo Unico, fuente de toda luz. El color es un modo de diferenciación de la Luz inicial que se produce a partir de la proporción vibratoria de esta última. Los ritmos vibratorios varían de acuerdo con el color: la luz violeta se produce por ondas cortas, la luz roja, por vibraciones más largas. La vibración más elevada, la luz blanca, proviene de una gran fuente cósmica. Nuestra aura, incapaz de producirla, se contenta con captarla.

La terapia por medio del color es una técnica curativa que consiste en provocar una cierta reacción molecular en el interior de los órganos utilizando el poder de los rayos luminosos. La salud es cuestión de equilibrio y armonía entre los diferentes ritmos vibratorios que se producen dentro de nosotros.

La ciencia de los colores se apoya sobre las leyes de la Luz revelada por los siete rayos luminosos. Estos tienen relación con los siete planos de la manifestación de la vida y los siete chakras (siete ruedas de luz).

Los colores emiten distintas longitudes de onda que influencian los centros hormonales y provocan reacciones bioquímicas en el organismo. Si consideramos que la mente es el arma más poderosa de todas las modalidades terapéuticas, podemos ayudar con nuestra mente visualizando como si respirásemos aire del color determinado de acuerdo al chakra que rige el órgano a tratar, y lo dirigimos mentalmente hacia la zona, concentrándonos en sanar y lograr bienestar.

Se ha usado el color en técnicas de meditación para transmutar lo negativo y lograr de esta manera una personalidad armónica y equilibrada.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro