DIETÉTICA Y NUTRICIÓN » Alimentos

Frutos secos

Se caracterizan por incluir en su composición menos de 50 % de agua, por su bajo contenido de hidratos de carbono y por su riqueza en proteínas y grasas. Los frutos secos pueden constituir una buena alternativa a las proteínas animales.

Las semillas oleaginosas de consumo más usual son: almendras, castañas, nueces, piñones, avellanas, anacardos y pistachos, además de pepitas de girasol, de calabaza y de sésamo.

Con la salvedad de las castañas los frutos secos proporcionan muy pocos hidratos de carbono (entre el 10 y el 20 %) aunque, por otro lado, presentan una buena proporción de minerales de fácil absorción, como potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio. En cuanto a las vitaminas que pueden aportar, son escasas por lo general, con excepción de la vitamina A, en tanto que poseen cantidades variables de tiamina, rivoflavina y niacina.

Su contenido en hidratos de carbono es muy bajo y se absorben muy lentamente debido a la cantidad de grasa que tienen y eso hace que su índice glicémico sea bajo.

El interés de los frutos secos radica en su riqueza mineral (sobre todo calcio y magnesio) y el tipo de grasa poliinsaturada.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro