No es una opinión, es el resultado de una investigación que acaba de ser publicada en el "British Medical Journal", una de las revistas consideradas como más prestigiosas por la medicina ortodoxa, cuyos artículos son sometidos antes de ser publicados a la revisión de un comité de lectura de expertos.

 

Es interesante siempre investigar quién es autor o autores y donde trabajan. En este caso:

Daniel F Kripke en la Scripps Clinic Viterbi Family Sleep Center, La Jolla, California, USA

Robert D Langer en Jackson Hole Center for Preventive Medicine, Jackson, Wyoming, USA

Lawrence E Kline, también en la Scripps Clinic Viterbi Family Sleep Center, La Jolla, California, USA.

En este caso su director es el Dr. Daniel F. Kripke, que no es un desconocido en este campo. Actualmente retirado, es profesor emérito de psiquiatría en la Universidad de California del Sur en San Diego, lo que significa que debido a sus méritos aún puede dar clases a pesar de estar retirado. Es médico licenciado y certificado por la Junta estadounidense de psiquiatría y neurología.

Dr. Daniel F. Kripke

Dr. Daniel F. Kripke

El Dr. Kripke fue elegido miembro de la American Psychiatric Association. Ha realizado investigaciones en el centro del de la Clinica Scripps, en La Jolla, California. En 1973, el Dr. Kripke estableció una de las primeras clínicas de sueño en los Estados Unidos donde hizo investigaciones sobre el sueño desde entonces tratando a pacientes con trastornos de este tipo.

El Dr. Kripke ha escrito cientos de artículos médicos y ha impartido conferencias en 18 países. Es autor del libro que acaba de reeditarse actualizado “La cara oculta de las píldoras para dormir” que puedes ver aquí en su versión original.[2]

En el estudio epidemiológico dirigido por el Dr Daniel F. Kripke se revisaron las historias médicas de 10.500 personas de Pensilvania, con una edad media de 54 años, que tomaban drogas para dormir recetadas por sus médicos durante un promedio de 2,5 años, entre 2002 y 2007.

Este grupo de estudio se comparó con un grupo de control de 23.600 personas con historias equivalentes en edad, sexo, peso, origen étnico, estilo de vida, factores de riesgo y problemas médicos, que durante la misma época (2002 - 2007) no habían tomado esas drogas.

El resultado fue que el grupo que tomó las drogas sufrió más muertes y más cánceres.

Se concluye que las drogas somníferas aumentan en el riesgo de muerte prematura:

  • Si tomaron hasta 18 dosis al año tenían 3,5 veces más probabilidades de morir.
  • Si tomaron entre 18 y 132 dosis/ año el riesgo se elevaba a 4,6 más posibilidades de morir que el grupo de control.
  • Si tomaron más de 132 en un año las probabilidades de morir ascendían a cinco veces más. Esto significa que el riesgo se quintuplica si tomas tres o más pastillas por semana.

somniferos

Observa que 132 pastillas al año no es una cantidad grande ya que hay personas que toman confiadamente estas drogas, los 365 días del año e incluso varias veces al día.

Es decir que el riesgo tiene una relación lineal con la dosis, a más dosis mayor aumento del riesgo.

El doctor Daniel Kripke, reconoció que "el riesgo de mortalidad era muy alto; nos sorprendió incluso a nosotros".

En el estudio se observó que las dosis más grandes también aumentaban el riesgo de padecer cáncer en un 35% en comparación con personas que no los tomaban a pesar de que dicho riesgo no era mayor al del grupo de control antes de comenzar el estudio.

Además del riesgo de muerte temprana y de cáncer, los participantes que tomaron drogas para dormir tuvieron altos porcentajes de asma, enfermedades cardiovasculares, obesidad e hipertensión arterial.

En EE.UU., el consumo de estas drogas legales afectaba entre un 6% y 10% de la población durante 2010.

“Los cálculos a grandes rasgos sugieren que en 2010 podrían estar asociados con entre 320.000 y 507.000 muertes en Estados Unidos únicamente”.

El doctor Daniel Kripke, concluye que “creemos que los riesgos de tomar pastillas para dormir son mayores que los beneficios"[3].

Investigaciones previas en drogas somníferas encontraron también una relación entre accidentes de coche y caídas graves, síndromes relacionados con comer por la noche, darse atracones de comida, regurgitación en el esófago y úlcera péptica[4], aumentar la depresión e interferir en las capacidades motoras y cognitivas[5].

medicamentos

Los medicamentos incriminados son: en primer lugar los de la familia de las benzodiacepinas, como temazepam y diazepam; pero también otros que no son benzodiacepinas, como zolpidem, zopiclone, eszopiclon y zaleplon; barbitúricos y antihistamínicos sedantes.

Las benzodiacepinas se encuentran en primera línea de los medicamentos más recetados en el mundo por lo que los resultados de este estudio podrían ser solo la punta del iceberg.

Aunque todos los titulares sobre esta noticia hacen referencia únicamente a los somníferos, es importante advertir que las benzodiacepinas no son recetadas sólo para el sueño, sino también para el nerviosismo, la ansiedad, la depresión, como relajantes musculares o simplemente cuando los médicos no saben qué recetar.

En los años 70 y 80 escribí mis primeros artículos y el libro “Sabe usted lo que le recetan”[6] denunciando la toxicidad de estas drogas. Sus efectos secundarios peligrosos no se limitan a los citados en el presente estudio, son mucho más amplios e incluyen la adicción. Al igual que sucede con las drogas duras como la heroína o la cocaína provocan síndrome de abstinencia cuando se dejan de tomar. Estos efectos están incluidos en un trabajo más reciente publicado en la revista de Medicina Holística Tranquilizantes y Somniferos[7] (PDF) que hemos puesto a disposición pública[8].

El presente estudio sólo confirma que la medicina industrial se ha convertido en uno de los mayores peligros para la salud con la colaboración de las instituciones médicas encabezadas por la propia OMS.

 

Autor: Alfredo Embid.

Asociación de Medicinas Complementarias

http://www.amcmh.org

Referencias:

[1] “Hypnotics' association with mortality or cancer: a matched cohort study.”

British Medical Journal Open. lunes 27 de febrero.

http://bmjopen.bmj.com/content/2/1/e000850.full?sid=7af62b73-1eba-4ec9-abe8-f130430860b2

[2] Libro descargable en: The Dark Side of Sleeping Pills . By Daniel F. Kripke, M.D.* Newly Revised: Febrero 2012

http://www.darksideofsleepingpills.com/all.html

[3] http://www.taringa.net/posts/salud-bienestar/14198953/_Las-pildoras-para-dormir-son-una-amenaza-para-tu-vida_.html

[4] http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/b5f9d45bb0f5be0d815398c45c3f6eba

[5] http://cordis.europa.eu/fetch?CALLER=ES_NEWS&ACTION=D&SESSION=&RCN=34350

[6] Alfredo Embid “Sabe usted lo que le recetan” Ecotopía ediciones ref

[7] http://www.amcmh.org/PagAMC/medicina/articulospdf/tranquilizantes.pdf

[8] Alfredo Embid. Tranquilizantes y somníferos (PDF) Revista de medicina holistica nº 61. 2001

Add to Bufferhttp://www.tnrelaciones.com/informacion/wp-content/uploads/2014/03/somniferos-150x150.jpgShare on LinkedInDigg ThisShare on Facebook
Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 16) 4,94 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 7




Deja un comentario