Navegacion

Aviso Legal y denegación de responsabilidad

NUTRICIÓN: LECHE Y REQUESÓN PARA REBAJAR PESO EN 1 SEMANA

El régimen ideal para todos aquellos que disfrutan tomar leche

Aunque puede resultar algo monótono, es el régimen ideal para todos aquellos que siempre disfrutan tomando un buen vaso de leche. La pérdida de peso será muy rápida y el que la siga estará bien alimentado.

Consejos para pérdida de peso óptima

# La dieta no se debe prolongar más de siete días, pues podría degenerar en estados carenciales graves.

# La dieta no está indicada para los enfermos del riñón y/o todos aquellos que sufran de intolerancia a la lactosa.

# Al concluir los siete días del régimen, hay que hacer una dieta baja en calorías. Ir a calculadora de calorías diarias.

# Los alimentos se pueden endulzar con aspartame o una cucharadita de miel.

# A partir del tercer día en la dieta, la leche se sustituirá por requesón, queso o yogur.

# La dieta, además de adelgazar, es buena para mejorar algunas condiciones como el estreñimiento.

Exceso de calcio

Hasta los más pequeños de la casa saben que la leche es buena para los huesos, gracias a su alto contenido en calcio. Pero este mineral cumple otras funciones en el organismo además de ayudarnos con el proceso del crecimiento y a prevenir la osteoporosis (desgaste óseo), como por ejemplo:

   1. Evita la hipertensión:
Recientemente se ha comprobado que los mayores de 50 años que tienen una presión sanguínea normal beben el doble de leche que las personas que padecen de hipertensión.

   2. Previene el cáncer:
Las personas que no toman leche tienen más probabilidades de contraer cáncer colorectal que los que toman tres vasos diarios. En cada uno de estos dos casos el factor protector no es la leche en sí, sino el calcio que aporta al organismo. Oprima aquí para ver la dosis mínima recomendada.

Siete días a leche y requesón

Si la leche es el alimento básico, el que desde el nacimiento proporciona al recién nacido todos los nutrientes que necesita, ¿por qué no iba a ser también la base de una dieta de adelgazamiento? Porque, a pesar de la creencia general, la leche no engorda y además, contiene todas las vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales para la vida.

Sólo leche

Aunque la dieta láctea dura siete días, los dos primeros días sólo se puede tomar leche como único alimento. La cantidad no es limitada y depende de la sensación de hambre que tenga. El mínimo recomendado es un litro y medio y el máximo, tres litros diarios.

Bebiendo tres litros, usted consumirá cerca de 2,000 calorías, un aporte con el que, en condiciones normales no adelgazaría. Pero como la mayoría de las calorías que provienen de la leche se concentran en grasa, al cuerpo no recibir alimento sólido no puede digerirlas, lo que se logra es "quemar" las grasas almacenadas en la barriga y en la cintura y, por tanto, adelgazar.

La pérdida de peso es tan rápida que puede alcanzar a perder una libra diariamente. Independientemente que beba leche entera o desnatada ya que, como decíamos antes, el cuerpo no tiene capacidad para absorber las grasas.

Después, requesón y yogur

Muchas personas tienen problemas para tolerar la leche como único alimento, el tercer y cuarto día se comienza a incluir yogur y requesón, acompañados con una pequeña galleta o rebanada de pan y una fruta. El aporte calórico continuará siendo tan bajo que el organismo tendrá que recurrir a sus proteínas corporales para satisfacer sus necesidades energéticas. Y por tanto el descenso de peso continuará siendo igualmente rápido (entre media a una libra diaria).

!A comer!

El sacrificio se verá recompensado el viernes, o quinto día, momento en que el menú se hará más variado. Carnes, pescados, pero sobre todo frutas y verduras compondrán los platos principales, consumiendo en menor cantidad los lácteos que, aunque necesarios, habrán cumplido su función dentro de la dieta.

Una vez terminada la semana, puede regresar a una alimentación baja en grasas y rica en frutas y verduras. De lo contrario, las libras perdidas se recuperarán rápidamente.

Patrón de alimentación:

Lunes
De un litro y medio (1.5) a tres (3) litros de leche repartidos a lo largo del día. La leche tendrá que ser entera, en caso de que sea baja o sin grasa, debe estar enriquecida con vitaminas y minerales (ya que contiene menos grasas y menor cantidad de nutrientes, incluyendo vitaminas y minerales).
A la leche se le puede añadir café o té con moderación, de ninguna manera chocolate. Para endulzarla puede usar sacarina o aspartame.

 

Martes
Al igual que el lunes (de un litro y medio (1.5) a tres(3) litros de leche repartidos a lo largo del día). Es normal que en este segundo día puedan aparecer efectos secundarios asociados con la dieta como mal aliento y/o diarrea. Estos desaparecerán al tercer día del régimen, pero para aliviarlos puede tomar zanahoria cruda, pechuga de pollo hervida o, simplemente, un poco de pan (tres raciones de 1 onza al día o tres rebanadas).


Miércoles
Nada de leche. Sólo requesón o yogur. Puede elegir entre una de estas tres opciones:
1. 2 libras de requesón repartidas a lo largo del día
2. 5 yogures
3. 1 libra de requesón con tres yogures
El Requesón y el yogur sustituyen a la leche. Son igualmente nutritivos y afectan menos a la región intestinal, ayudando a recuperarla tras los dos primeros días de ayuno. Aunque el yogur y el requesón son los alimentos bases en esta jornada, se pueden acompañar de una manzana o una piña natural. De igual manera está permitido comer hasta 3 onzas de pan, repartidos en tres rebanadas.

Jueves

Al igual que los miércoles, 2 libras de requesón, 5 yogures ó bien 1 libra de requesón y 3 yogures, repartidos a lo largo del día. También se puede comer una manzana y una piña natural, así como pequeñas raciones de pan. Además, están permitidos los jugos de frutas ácidas (naranjas, limón y manzana), así como dos o tres caldos de verduras, siempre y cuando éstos se cuelen bien y sólo se beba el caldo resultante de la cocción.
Aunque resulte prácticamente imposible creer que puede superar estos cuatro días de semi-ayuno, la sensación de hambre desaparecerá rápidamente (prácticamente, al segundo día de la dieta).

Viernes
La alimentación y las comidas son más variadas. El quinto día es normal que no haya reducción de peso, pero éste volverá a acentuarse el sábado:
Desayuno: un jugo de naranja o manzana, un café o té con leche (desnatada) y una tostada de pan integral.
Merienda: una manzana o una pera.
Almuerzo: ensalada mixta con un huevo cocido y una latita de atún en agua bien escurrida (le ayudará a reponer el déficit de hierro sufrido por los cuatro días anteriores).
Merienda: una naranja o tres mandarinas.
Cena: un caldo de verduras, un filete de pollo a la plancha y un yogur natural desnatado.

Sábado
Desayuno: un jugo de naranja o manzana, café o té con leche desnatada y sacarina y dos rebanadas de pan integral con margarina 100% vegetal.
Merienda: una manzana ó 5 onzas de fresas.
Almuerzo: espinacas cocidas en una gotita de aceite y un filete de pescado a la plancha con ensalada verde (lechuga). De postre, un pedazo de fruta (no puede ser guineo).
Merienda: ensalada de frutas con jugo de naranja natural.
Cena: sopa de zanahoria, un filete de ternera (de unas 5 onzas) a la plancha y, de postre, un yogur natural sin grasa.

Domingo
Desayuno: jugo de naranja o manzana natural, café o té con leche sin grasa y sacarina y 1 onza de avena o una tostada de pan integral.
Merienda: una manzana o una pera.
Almuerzo: ensalada mixta y un plato pequeño de arroz o pasta integral con verduras y vegetales. De postre, un pedazo de fruta.
Merienda: café o té con leche sin grasa y sacarina y una o dos galletas integrales.
Cena: un plato de verduras, una rebanada de pan de centeno con 1.5 onza de requesón. De postre, uno o dos kiwis.

Nota

A partir del octavo día puede comer lo que desee, con moderación. Sólo así la báscula podrá estabilizarse en el nuevo peso.


facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones

El contenido de esta WEB está bajo Creative Commons License licencia de Creative Commons