Aviso Legal y denegación de responsabilidad

Diabetes. ¿Qué es?

La diabetes es una enfermedad en la que el organismo no produce insulina o no la utiliza adecuadamente. Cuando nos referimos a insulina, estamos hablando de una hormona necesaria para transformar el azúcar, el almidón u otros alimentos en la energía que necesitamos para nuestra vida cotidiana.

En personas con diabetes, uno de estos dos componentes no funciona correctamente:

1,- El páncreas no produce, o produce poca insulina, hablaríamos aquí de DIABETES TIPO I. Esta modalidad de diabetes se conoce también como diabetes insulino dependiente o diabetes de comienzo juvenil. Se presenta mayormente en individuos jóvenes, aunque puede aparecer en cualquier momento de la vida.

2.- Las células del cuerpo no responden a la insulina, que el páncreas produce, se trataría de la DIABETES TIPO II. Los receptores de las células de nuestro organismo que se encargan de facilitar la entrada de insulina a la propia célula están dañados. Se desarrolla principalmente en las edades adultas, y es muy frecuentemente asociada a la obesidad. También algunos fármacos pueden hacer que este tipo de diabetes aparezca, como por ejemplo la toma prolongada de corticoides. Este tipo de diabetes incluye entre el 80-90% de todos los pacientes diabéticos.

3.- Existe otro tipo de diabetes, denominada DIABETES GESTACIONAL o también diabetes del embarazo, que aparece durante la gestación en un porcentaje de entre el 1 y el 14% de las mujeres embarazadas, y casi siempre entre las semanas 24 y 28 del embarazo. El embarazo supone un esfuerzo metabólico en el cuerpo de la madre, ya que el bebé utiliza sus órganos para obtener alimento (energía), oxigeno y eliminación de desechos. Por esto la mujer embarazada tiene mayor probabilidad de presentar una deficiencia de insulina.

En estos tres tipos de diabetes, el tratamiento se centra en restaurar los niveles de glucosa, hasta los niveles que se consideran normales. En la diabetes tipo I y la gestacional se aplica un tratamiento sustitutivo de insulina o análogos. En la diabetes tipo II se puede aplicar sustitutivos de la insulina o análogos y también antidiabéticos orales.

Los principales factores ambientales que incrementan el riesgo de padecer diabetes son la nutrición excesiva y la vida sedentaria, con el consiguiente sobrepeso y obesidad.

diabetes

FAQS. Diabetes, preguntas y respuestas
>>> CLICK AQUÍ

La nutrición es un elemento fundamental para el tratamiento de la diabetes. Se debe trazar una dieta personalizada para cada caso de diabetes, teniendo en cuenta la edad, el sexo, el peso, la estatura, el grado de actividad, el clima en el que habita, el momento biológico, así como la presencia de colesterol o hipertensión.

Pero existen una serie de recomendaciones generales, que se deben seguir:

Alimentos muy convenientes: todos aquellos que contienen mucho agua, como la acelga, apio, alcachofa, berenjena, berros, brócoli, calabaza, calabacín, cebolla, pepino, coliflor, espárragos…

Alimentos convenientes: Teniendo en cuenta que no se deben exceder las cantidades que indica el médico. Entre estos se encuentran las harinas, algunas frutas como fresas, mandarinas, melón, piña, guayaba, pera, manzana, mango, moras, naranja, uvas, tomate, chirimoya… En cuanto a los lácteos son convenientes los desnatados, también son saludables las grasas de origen vegetal.

Alimentos inconvenientes: Carbohidratos simples como el azúcar, miel, melazas, chocolates, postres, helados, mermeladas y dulces en general. También son inconvenientes las grasas de origen animal, embutidos, mantequilla, nata, mayonesa, tocino, quesos grasos…

facebook  tnrelaciones siguenos y descubre todas las ofertas y recetas siguenos en el twitter de tnrelaciones