CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza Los Cosméticos

El maquillaje que borra arrugas

Si pasaste la barrera de los 40, pero aún deseas arrancar suspiros, es hora de que prestes un poco más de atención a tu look. Lograr un buen maquillaje requiere conocer algunos secretitos básicos que restarán años y sumarán belleza.

El maquillaje, como la ropa o el peinado, es clave en el momento de renovar la imagen de una mujer. Si notas que tu cara luce cansada, agobiada por el paso de los años, no creas que todo se resuelve con cirugías.

Antes de tomar decisiones tan radicales ten en cuenta que los cosméticos, bien aplicados, son un aliado femenino por excelencia que no discrimina a las señoras coquetas, sino que las favorece. Pero eso sí, para que los ojos, la piel y la boca rejuvenezcan mágicamente no basta con recargar la paleta de colores. Por el contrario, si se utilizan bien los productos, con algunos consejitos extra, podrás verte espléndida.

Paso a paso

El maquillaje puede convertirse en un aliado fundamental si tiene en cuenta estos consejos.

El primer paso consiste en la aplicación del corrector para cubrir las arrugas. Siempre que el tono sea claro y la aplicación se haga con esponja de látex para asegurar su adherencia, el efecto está asegurado. Luego hay que continuar maquillando la cara con la base del mismo tono que la piel, un toque de polvo volátil en la zona de brillos y luego el rubor. Por último, los ojos y la boca.

Para saber cómo hacerlo te explicamos en detalle cada paso.

  • Para aplicar la base recuerda que debe ser de un color natural, similar al de la piel (ni más claro ni más oscuro), y humectante sin ser pesada. Los productos que tienen una textura muy cremosa destacan las arrugas. Para aplicarla, basta con embeber una esponja de látex y esfumarla en todo el cuello y cara estirando bien el producto para que no queden marcas.
  • Existen dos tipos de polvos, volátiles y compactos: los primeros, a esta edad, quedan mejor si son traslúcidos. Dentro del envase su color es blanco, su utilidad es básicamente la de cubrir brillos. Sin embargo recuerda que, en general, si tienes demasiadas arrugas, conviene que los evites porque las resaltan. Los compactos ya no están tan en boga, muchos maquilladores dejaron de utilizarlos porque con una buena base es suficiente para emparejar la superficie de la piel, generalmente se usan en el caso de las mujeres más jóvenes como reemplazo de la base y del polvo volátil.
  • Si se aplica mal el rubor, avejenta. En el caso de las mujeres con rostro rellenito se coloca debajo del pómulo para afinar la cara. Las formas más angulosas, lucen mejor si se coloca el rubor sobre el pómulo en la parte frontal.
  • Es conveniente no aplicar tonos muy claros de sombras porque acentúan las arrugas y los párpados caídos. El pliegue del ojo se levanta con la ayuda de colores oscuros como el gris, los marrones oscuros como el africano, y por supuesto, el imprescindible negro. En el caso de que quieras jugar un poco con los tonos de la temporada el más indicado es el lila, ya que bien esfumado "levanta" la mirada. Para evitar manchar el resto del maquillaje al colocar el rubor y las sombras, es conveniente aplicar polvo volátil en las ojeras y pómulos en abundante cantidad para que forme una capa protectora que evite la caída de partículas de sombra.
  • Para delinear los ojos no conviene los productos líquidos, ya que endurecen la mirada. Lo mejor es el crayón, bien esfumado.
  • Con relación a la elección de los tonos ocurre lo mismo que con la sombras: marrón para el día y negro para la noche.
  • Con respecto al rímmel, para el día conviene un tono amarronado que es más natural. El arqueador de pestañas en lugar de aplicar muchas capas de máscara, contrariamente a lo que se cree, no "levanta" las pestañas. Para la noche se puede usar el negro. Aplica una capa, espera que se seque y como máximo aplica otra más.
  • Llegó el turno de los labios. Primero hay que delinear la boca, con una crayón del mismo tono del labial. Los colores para el día pueden ser de la gama de los marrones suaves, y para la noche el rojo, los borgoñas, violetas, fucsias y rosas. La aplicación del rouge debe hacerse con un pincel para boca. Al finalizar, aplica polvo volátil y vuelve a repetir los pasos anteriores. No es conveniente utilizar brillos en barra, excepto que sean humectantes y se coloquen solos, como protección.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro