CONSEJOS PARA TU BELLEZA » Cuidados de Belleza » Cuidados de Belleza para el Rostro-Cara

Cuida tu sonrisa

Abre la boca sin miedo. No permitas que unos dientes estropeados o unos labios mal cuidados te impidan sonreir. Ten un poco de cuidado y tómate unos minutos para leer lo que sigue. Volverás a sonreir...¡y hablarás sin parar!

Diente por diente
Existen varios trucos para mantener una dentadura perfecta: dientes blancos y sanos. Aquí tienes unos cuantos, que aplicados de forma constante y continua no fallan:

Puedes echar una pizca de sal fina en media cucharada de bicarbonato y cepillarlos con esta mezcla, además fortalecerás las encías. En cualquier caso, no uses el bicarbonato todos los días, sólo unas dos o tres veces por semana.

Lavarlos de vez en cuando con el zumo de medio limón. También ayuda a mantener el aliento fresco.

Frotarlos una vez por semana con una hoja de salvia.

Para mantener los dientes sin manchas de nicotina, es comer todos los días una manzana sin pelar a mordiscos.

El polvo de tomillo limpia y desinfecta la dentadura. Puedes obtenerlo machacando sus hojas cuando éstas estén secas o bien comprando un botecito de esta especia ya pulverizada en una tienda de alimentación.

Labios que hablan solos
Los labios, junto con los ojos, son los que dotan de expresión a nuestra cara. Cuando están sin pintar, hay que procurar que luzcan un aspecto sano y cuando los adornamos con color, es mejor tomar ciertas precauciones y jamás olvidar que los llevamos pintados.

Estos son los trucos que harán brillar a tus labios:

Si tienes los labios resecos, aplícate antes de maquillarlos una capa de crema hidratante. Quedarán muy jugosos, pero mates.

Si están agrietados, aplícate un poco de miel con los dedos. Déjala actuar todo el tiempo que puedas y aclárala con agua templada. A continuación ponte un poco de vaselina o una crema de cacao.

Los tonos fuertes y oscuros, y el brillo resaltan las bocas pequeñas o de labios muy finos.

Los tonos claros y amarronados disimularán unos labios demasiado gruesos.

Si tu boca es excesivamente grande, opta por los colores mates y naturales que la harán parecer más pequeña.

Para corregir unos labios demasiado gruesos, perfílalos por dentro con un lápiz oscuro. Después píntalos con un carmín oscuro. Por último, aplica encima polvos sueltos para que queden mates.

Para corregir unos labios finos, delinéalos por encima de su línea natural con un lápiz de color blanco. luego aplícate una barra de color claro y un poco de brillo.

Si masajeas suavemente tus labios con un cepillo de dientes antes de pintarlos, tu boca parecerá mucho más carnosa y bella.

Si deseas que el color dure, aplica una capa de polvos translúcidos sobre los labios, perfílalos con un color igual al de la barra y rellena: da una primera capa de barra, presiona los labios sobre un pañuelo de papel suave, y vuélvelos a pintar. Quedarán impecables.

Para que el acabado sea perfecto necesitas que tu aliento se mantenga fresco a todas horas. Si preparas una mezcla formada por una infusión con 85 gramos de poleo, 10 gramos de romero y una bolsita de manzanilla y te enjuagas la boca después de cada limpieza de dientes conseguirás mantener un aliento fresco todo el día. Y tus dientes estarán también más blancos.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro