SALUD » General

Radiaciones ionizantes

¿Qué hacen las radiaciones?

La radiobiología estudia la serie de sucesos que se producen después de la absorción de energía procedente de radiaciones ionizantes. Así, como los esfuerzos del organismo para compensar los efectos de esa absorción de energía. Los efectos nocivos están representados por las lesiones que se pueden producir en el organismo como consecuencia de la radiación.
Los accidentes en los que están implicados materiales radiactivos pueden ocurrir en una gran variedad de sitios, tales como laboratorio, medicina nuclear, producción de isótopos, reactores nucleares y el más común que puede afectar a la comunidad en general es durante el transporte.
El peor accidente tuvo lugar en abril de 1986 en Chernobyl.

Algunas definiciones

R (Roentgen). Es una unidad de exposición a la radiación.
Rad (Dosis absorbida de radiación). Es la unidad de dosis absorbida.
Rem (Roentgen equivalente humano). Dosis efectiva corregida para la efectividad biológica relativa (RBE).
RBE (Efectividad biológica relativa). Es un factor que representa la potencia biológica de radiación, en términos de su efecto en la vida tisular, comparado con otro para producir el mismo efecto biológico.
Curie. Cantidad de material radiactivo que sufre 3,7 x 1010 transformaciones nucleares en un segundo.
Gray (Gy). Sustituye en la actualidad al rad. 1 Gy = 100 rad.
Sievert (Sv). Sustituye en la actualidad al rem. 1 Sv = 100 red.

 ¿Qué producen?

La radiación sobre la célula produce efectos directos e indirectos. Los primeros son debidos La a la interacción y absorción de la radiación por una macromolécula biológica como DNA, RNA, proteínas, enzimas o cualquier otra macromolécula celular, que se convierten en estructuras anormales. Los efectos indirectos se producen por la absorción de la radiación ionizante por el medio en que están suspendidas las macromoléculas, siendo el mediador fundamental el agua.
Las lesiones por radiación se producen en diferentes tipos de exposición, pudiendo dividirse en tres grandes grupos:

Radiación por isótopos radiactivos. Estas lesiones pueden ocurrir en trabajadores como médicos de medicina nuclear, laborantes y trabajadores que lo manipulan y/o lo transportan.
Accidentes por radiación mayor como los ocurridos por explosiones atómicas o de reactores de centrales nucleares.
Secuelas relacionadas con la aplicación de la terapia por radiación.



Accidentes por radiación

La radiación externa, la contaminación y la incorporación son los tres tipos de accidentes por radiación que se pueden producir, bien de forma aislada o en combinación.
Según las clases de radiaciones, las alfa son las menos penetrantes de todas y no suelen producir episodios externos porque son incapaces de penetrar la piel o la ropa. Sin embargo, este material es muy peligroso dentro del cuerpo si son ingeridos o inhalados. Las partículas beta penetran piel pudiendo producir episodios internos y/o externos. Las partículas gamma son las más penetrantes y atraviesan fácilmente todo el cuerpo humano produciendo episodios de radiación internos y externos.
Entendemos por radiación externa aquella situación en que el cuerpo es expuesto a una radiación penetrante desde una fuente externa. En este caso la víctima no emite radiación y puede ser manipulada sin peligro por el personal médico y de enfermería. La contaminación consiste en el depósito de material radioactivo en el vestido o piel de la persona (contaminación externa) o bien dentro del cuerpo a través de heridas abiertas, inhalación o ingestión (contaminación interna). En estos casos, la víctima y sus ropas deben ser descontaminadas antes de proceder a su manipulación, intentando evitar la contaminación interna de la propia víctima o la contaminación del equipo sanitario. La contaminación interna puede derivar a incorporación, siendo obligatorio no esparcir ningún tipo de material radioactivo. La incorporación implica que átomos radioactivos se han introducido dentro de las células o tejidos corporales dependiendo, habitualmente, de las propiedades de los tejidos y del tipo de átomos. Los efectos adversos de la incorporación pueden aparecer años despues del accidente.

Manifestaciones médicas

Excepto para grandes exposiciones corporales totales de radiaciones ionizantes, que pueden causar shock y muerte precoz, la exposición a la radiación es insensible y la lesión que resulta es lenta al comienzo. Inicialmente no hay dolor, anoxia, hemorragia o parada cardíaca como en otras causas de trauma, a veces asociado a la radiación, como explosiones, contusiones por derrumbamiento, fuego, tóxicos químicos, etc.
Si a esto se añade que un incidente radiactivo puede no ser comunicado en días o semanas, no es raro que un paciente irradiado solicite ayuda médica urgente por un dolor de quemadura de origen reciente y desconocido.
Las respuestas dependen, entre otros factores, de la variabilidad biológica, por lo que no hay una relación perfectamente lineal entre dosis y respuesta clínica, aunque es necesario conocer el tipo e intensidad de la radiación ionizante, distancia del paciente a la fuente de radiación, tiempos de exposición, entre otros

Sindrome orgánico total de radiación.
Se aplica cuando la exposición a la radiación se produce cumpliendo las siguientes condiciones:

Exposición de forma aguda, en minutos
Zona expuesta todo o casi todo el cuerpo
Exposición a fuentes penetrantes de radiación de origen externo como Rx o gamma.


El tiempo de supervivencia es variable para cada especie y para cada individuo, por lo que la dosis letal no se expresa de forma absoluta.
Síndromes de radiación en el hombre.

Síndrome de la médula ósea:
Se produce entre 100 y 1000 cGy.. El individuo se encuentra bien, aunque las células madre de la médula ósea se están muriendo. La etapa de enfermedad manifiesta empieza en la tercera semana postexposición y en dosis bajas continúa hasta la quinta semana. Se manifiesta la disminución del número de celulas en la sangre (pancitopenia), produciendo anemia, infecciones graves y hemorragias.

Síndrome gastrointestinal:
El síndrome gastrointestinal (GI) se produce con dosis entre 1000 y 10.000 rads, aunque aparecen algunos síntomas a partir de 600 rads. El tiempo de supervivencia no varia con la dosis, produciéndose siempre entre 3 y 10 días si no se administra tratamiento médico y a las 2 semanas si se instaura. La etapa prodrómica aparece a las pocas horas de exposición y cursa con náuseas y vómitos graves, calambres y diarreas intensas.
La muerte del paciente se deba a la infección, la deshidratación y el desequilibrio electrolítico como consecuencia de las lesiones destructivas irreparables del tracto GI y de la médula ósea.

Síndrome del sistema nervioso central:
El síndrome completo del sistema nervioso central (SNC) se produce en la especie humana a dosis mayores de 5.000 cGy. La muerte se produce entre 2-3 días de la exposición en todos los individuos. La etapa prodrómica varía de unos minutos a unas horas según la dosis. Se caracteriza por nerviosismo, agitación, confusión, náuseas y vómitos graves, sensación de quemadura en la piel y pérdida de conciencia.



Efectos de la exposición a la radiación

Mucho se ha escrito de los efectos de la exposición en sujetos sanos. Gould y Sterngless sugieren que hay suficiente evidencia para correlacionar nacidos de bajo peso, aumento de mortalidad infantil y frecuencia de cáncer con aumento de niveles de caída de material nuclear, aunque hacen falta un mayor número de estudios.
Se ha visto en adolescentes cercanos al área del accidente de Chernobyl, un aumento en el volumen tiroideo, cuyo significado no está claro.
Manejo inicial de las lesiones por radiación

Es obligada la protección del personal con medidas de barrera, guantes, mascarillas, batas, etc. El personal debe ser el mínimo necesario para atender al paciente y preferentemente un equipo entrenado en estas situaciones. Todo el material se colocará en bolsas de plástico para su manipulación como residuos tóxicos radiactivos. Idealmente debe existir una habitación aislada, libre de tráfico. Si no existe, se debe habilitar un área con estas características.
Si el paciente necesita ser descontaminado se tendrán en cuenta algunas "reglas de oro":

Cuanto más tiempo se tarde en descontaminar, mayor cantidad de contaminación existirá.
Si no se puede monitorizar la contaminación, deberá trasladarse al paciente a otro hospital con capacidad para este menester.
Se procederá al lavado con agua y jabón o detergentes ligeros, ya que las partículas de radiación suelen adherirse a los restos de aceite de la piel.
La piel seca y las brechas en la epidermis son más difíciles de descontaminar
Se descontamina de forma contraria a como se limpia una herida. Se comienza por la periferia del ára contaminada y se continua hacia el centro, respetando heridas, orificios o áreas adyacentes no contaminadas para evitar su contaminación.
La contaminación próxima a la nariz será la primera en descontaminar.
La piel no debe ser enrojecida durante el lavado.
Se irrigará generosamente con suero salino o agua estéril.


En exposiciones a radiaciones muy elevadas en el rango de 4.000 - 8.000 radS, causan shock cardiovascular inmediato que debe ser tratado rápidamente con liquidos IV y drogas vasoactivas para prevenir la muerte precoz. Este estado es seguido a los pocos minutos por un cuadro de vómitos en proyectil, dolores y calambres abdominales y diarrea hemorrágica. Se deben de pautar antihistaminicos y morfina.
A dosis de 4.000 rads hay náuseas, vómitos, calambres y diarrea en las primeras 2 horas. El tratamiento inmediato consiste en mantener un volumen intravascular adecuado. Pudiendose presentar muerte precoz en las 6 primeras horas.
Las dosis menores de 400 rads producen pocos síntomas y la recuperación no deja secuelas.

Etiquetas: -

Registros relacionados: -

Digg it! Imprimir este registro